Sí registró una subida de un 2,15% en mayo

El precio de la bombona de butano se mantiene hasta septiembre en 17,5 euros

Imagen de un distribuidor de gas butano.
Imagen de un distribuidor de gas butano.

El precio de la bombona de butano se mantiene hasta septiembre en 17,5 euros, que es el tope legal fijado hasta 2014 por la nueva normativa de revisión de precios, según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE). De este modo, la revisión del precio máximo de la bombona, que se realiza cada dos meses, no supone ningún incremento en esta ocasión. Así, desde el próximo 9 julio y hasta el 10 de septiembre, la bombona seguirá costando un máximo de 17,5 euros.

El precio de la bombona de butano sí registró una subida de un 2,15% en mayo, hasta alcanzar el tope legal de 17,5 euros fijado hasta 2014 por la nueva normativa de revisión de precios.

Tras dicho incremento, que se sumó al del 5% de marzo, la bombona ha acumulado una subida del 7,2% desde enero, cuando costaba 16,32 euros. Estos precios incluyen IVA e impuestos especiales.

Según una resolución publicada este sábado en el BOE, el precio máximo de venta antes de impuestos se mantiene a partir del martes en 114,2025 céntimos por kilogramo, después de haberse reconocido un coste de comercialización de 46,9982 céntimos por kilogramo.

Este importe de 114,2025 es el tope legal hasta marzo de 2014 establecido en la orden ministerial del 21 de marzo, en la que se detalla el nuevo mecanismo de precios en el territorio nacional, salvo Canarias, Ceuta y Melilla. REVISIÓN BIMESTRAL

El nuevo mecanismo contempla una frecuencia de revisión bimestral de precios, que se realiza en el segundo martes de cada mes impar, así como un máximo de revisión anual por encima del cual se reconocen unas cantidades a los operadores para su cobro futuro, sin que sean repercutidas inmediatamente al consumidor.

De este modo, el nuevo mecanismo bimestral incluye un sistema parecido al de la electricidad, en el que las cantidades que no se cubran vía ingresos generan un déficit de tarifa que el sector podrá recuperar posteriormente, si bien Industria se cuidará de evitar que la deuda se acumule año a año hasta resultar insostenible.

La idea es que los meses en que las cotizaciones asociadas a la revisión del butano provoquen subidas superiores a los 17,5 euros estos excesos no se repercutan al consumidor, pero puedan absorberse rápidamente en cuanto haya bajadas en meses posteriores.

El nuevo mecanismo absorbe también las pérdidas en que han incurrido en enero y febrero los operadores del sector del butano obligados a vender por debajo de costes.

El precio de la bombona de butano, que afecta a más de ocho millones de usuarios en España y que hasta ahora se revisaba trimestralmente, nunca podrá registrar una oscilación al alza o a la baja superior al 5%.

 

Normas