Tiene una capacidad instalada de 630 MW

Eon inaugura en las costas británicas el parque eólico marino más grande del mundo

Puede generar energía suficiente para suministrar de electricidad a 500.000 hogares

El proyecto London Array se extiende lo largo de 20 kilómetros de la costa de Kent, al este de Inglaterra.
El proyecto London Array se extiende lo largo de 20 kilómetros de la costa de Kent, al este de Inglaterra.

Los 175 molinos del parque eólico marino más grande del mundo comenzaron a girar hoy en el estuario del Támesis. London Array se extiende lo largo de 20 kilómetros de la costa de Kent, al este de Inglaterra y ha conseguido superar en capacidad al actual número uno, un parque ‘vecino’ en la misma línea costera.

Esta macro instalación, de 100 kilómetros cuadrados, puede generar 630 megavatios cuando trabaja al máximo de su potencia. Eso supone la energía suficiente para suministrar de electricidad a 500.000 hogares, según las estimaciones del consorcio propietario. El ahora segundo en el podio genera 504 MW.

“En 2012 las turbinas en el mar suministraron el 1,5% de la electricidad en Reino Unido con esta apertura sigue por debajo del 5% pero está creciendo muy rápido”, dijo O’Hare, uno de los ingenieros que ha trabajado en el proyecto, a Cinco Días, que el miércoles visitó el parque.

Reino Unido es el país líder del mundo en energía eólica y tiene un ambicioso plan de instalar 18 gigavatios de potencia en distintas granjas a lo largo de sus costas para 2020. España es el segundo país en este tipo de renovable pero todo gracias a la eólica terrestre. Nuestros planes en alta mar se paralizaron hace años por la crisis y las protestas ciudadanas y ahora no parece que terminen de despegar.

Levantar los gigantes

En el momento de más trabajo del período de construcción, hubo simultáneamente más de 60 buques y más de 1.000 personas en las obras. Esto exigió una enorme actividad logística y de coordinación. Entre los buques más grandes se encontraron el MPI Discovery y su gemelo, el MPI Adventure. Ambos están entre los barcos más modernos del mundo utilizados para instalar cimientos y turbinas eólicas en mar abierto.

Entre los 175 molinos se levantaron además dos subestaciones cuya labor es recoger la electricidad generada por cada hilera de molinos y transportarla a la subestación terrestre, situada a 52 kilómetros, a través de cuatro grandes tubos subacuáticos. “Ese cilindro es la pieza más grande que se utilizó en este proyecto”, explica el director Richard Rigg.

Al no ser posible almacenar la energía, diariamente se hrá una estimación de la demandade energía y, dependiendo de la necesidad, se pondrán a funcionar más o menos molinos.

En 2008 el gobierno español estudió la viabilidad de 31 parques eólicos capaces de generar 2.800 megavatios pero ninguno de ellos han salido adelante. Por ahora España tiene sólo un prototipo instalado por la empresa Gamesa en las costas de Canarias. Para saber cómo lucirían los gigantes en nuestras costas hay que mirar a Reino Unido.

El parque eólico es propiedad de tres gigantes: la compañía danesa Dong Energy (propietaria del 50%), la alemana E-on (30%) y Masdar (20%), cuya sede está en los Emiratos Árabes. Las aspas han sido construidas por Siemens.

Lo que ayer se inauguró fue la primera fase pero podrían llegar más. El gobierno dio su consentimiento en 2006 para instalar hasta un gigavatio pero la consecución de este objetivo dependerá de si el consorcio propietario encuentra financiación.

El coste de esta primera fase ha sido unos 2.600 millones de euros.

El Primer Ministro Británico, David Cameron asistió ayer a la inauguración y resaltó la creación de expertos y empleo que ha supuesto esta plataforma frente a las costas de Kent. “London Array ha sido construido por los mejores expertos en la tecnología marina, ingenieros y constructores. Además, será muy beneficioso para Kent durante los próximos años”.

 

 

Normas