El mercado critica las restricciones impuestas por Linde

Sabadell y Bankinter cambiarán su habitual política de dividendo

Sabadell y Bankinter cambiarán su habitual política de dividendo

Banco Popular, Banco Sabadell y Bankinter serán las tres entidades que más atadas tendrán las manos a la hora de diseñar su política de retribución al accionista este año. La recomendación del Banco de España de limitar el abono de dividendos en efectivo al 25% del beneficio atribuido del grupo les afectará especialmente, mientras que apenas tendrá efecto sobre los gigantes del sector, Santander, Caixabank y BBVA –aunque esté último está en el límite–.

La medida será especialmente relevante para Bankinter, puesto que tradicionalmente destina la mitad de su beneficio al pago a los accionistas y, además, lo hace abonándolo íntegramente en efectivo. Una política similar para este año iría en contra de la recomendación realizada por la institución dirigida por Luis María Linde.

No obstante, en la carta donde el Banco de España fijaba sus nuevos criterios señalaba que tendría en cuenta “las circunstancias de cada entidad” y primaría “el principio de cautela” y “un adecuado nivel de capitalización”, una vía de escape que permitiría a Bankinter sobrepasar en parte la norma general fijada por el supervisor, de acuerdo con la analista de Renta 4, Nuria Álvarez.

Banco Sabadell, por su parte, destinó en 2012 todo su beneficio y acciones de autocartera a pagar dividendos. Así su pay-out fue del 106%. Aunque de este total, en fectivo solo destinó menos del 24%. Sabadell explica que 2012 como 2011 son una excepción en su política de remunerar al accionista, ya que lo habitual es que abone todo en efectivo, con un pay-out del 50%. Por ello, si quisiera mantener el mismo nivel de reparto de dividendo tradicional debería cambiar su estrategia y abonar la mayor parte en acciones.

SABADELL 0,67 0,30%
BANKINTER 5,15 2,67%

Límite la pago en acciones

El Banco de España, además de limitar el reparto de dividendos en efectivo también quiere restringir el pago en acciones (scrip dividend) para que “se ajuste razonablemente para acomodarse al crecimiento de las acciones en circulación y a la evolución de los beneficios”.
En el caso de Banco Popular, la entidad registró importantes pérdidas en 2012, por lo que canceló el pago de dividendos. Para este ejercicio su previsión era ganar 500 millones de euros, aunque el efecto negativo en sus cuentas de la cláusula suelo podría afectar a sus previsiones y, por lo tanto, a su objetivo de dar dividendolo, más teniendo en cuenta la prudencia que reclama Linde para este año en materia de dividendos.

“Nos ha sorprendido que el Banco de España haya entrado en este tema, porque consideramos que el mercado puede juzgar perfectamente si la política de dividendos es buena o mala”, explica Juan Luis García Alejo, director de Inversis Gestión. Desde Ahorro Corporación apuntan que es una “noticia negativa para el sector” y que penalizará en especial a entidades bien capitalizadas, como Bankinter.

Análisis entidad por entidad

La política de retribución al accionista por parte de bancos se ha diversificando mucho en los últimos años. Las entidades más saneadas, como Bankinter, han podido seguir abonando el dividendo en metálico; la mayoría ha optado por pagar una parte en efectivo y otra parte en acciones, mientras que algunas han tenido que suprimir el pago de dividendos.

Santander
El pago en efectivo de sus dividendos se situó en 2012 en el 50% del beneficio, aunque en 2011 –un año sin las abultadas provisiones extraordinarias– la proporción se situó en el 20%. Los analistas creen que su política de dividendos no se verá restringida.

BBVA
En los últimos años, BBVA ha abonado la mitad de su dividendo en efectivo y la otra mitad en acciones. Las previsiones de Renta 4 indican que en 2013 destinará el 62% de sus beneficio a remunerar a sus accionistas, con lo que si mantiene el criterio de los años precedentes cumpliría con el criterio del regulador.
Bankinter
El pago en efectivo en 2012 fue del 100% y el pay-out –la proporción de beneficios destinado a remunerar al accionista– se situó en el 46%, con lo que para el presente ejercicio debería rebajar el pay out o empezar a pagar una parte importante del dividendo en acciones, como ya hacen los grandes.

Banco Popular
La entidad tuvo que limitar el pago de dividendo en 2012 por las fuertes pérdidas pero, de mantener sus previsiones de ganar 500 millones de euros en 2013, tendrá que someterse a la recomendación de Luis María Linde.

Banco Sabadell
La entidad que preside Josep Oliu destinó todos sus beneficios de 2012 a remunerar a sus accionistas, aunque más del 75% del pago se realizó con acciones de autocartera. Dada la previsión de resultados de 2013, Sabadell podría volver a su pay-out tradicional del 50% y pagar una gran parte en acciones y otra pequeña en efectivo.

Normas
Entra en El País para participar