Los extracostes de las islas y los incentivos al carbón

Folgado defiende que los Presupuestos paguen los costes sociales de la tarifa

El presidente de REE pide una rentabilidad razonable

Niega haber participado en la reforma

Dice que hay que acabar con el déficit tarifario

José Folgado, presidente de REE.
José Folgado, presidente de REE.

El presidente de Red Eléctrica, José Folgado se mostró ayer partidario de que los costes sociales y territoriales de los peajes eléctricos sean sufragados por los Presupuestos Generales del Estado, en alusión a los sobrecostes de los sistemas extrapeninsulares, que este año ascenderán a 1.800 millones de euros. Legalmente, las Cuentas Públicas ya están obligadas a pagar esta partida pero año tras año, la Ley de Presupuestos se desentiende de la misma.

 Folgado, que hizo estas declaraciones en un encuentro con periodistas en el Club de la Energía, no incluye como coste social las primas del régimen especial pero sí las relacionadas con las políticas sociales del sector del carbón.

El presidente de REE, empresa a la que se ha atribuido un cierto protagonismo en la elaboración de la reforma eléctrica en ciernes, negó haber influido, ni el ni su compañía, en una reforma “que nos vendrá dada” y que ha sido coordinada por el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

José Folgado defendió la reforma energética como vía para acabar con “el desequilibrio tarifario”. En su opinión, es prioritario que se elimine el déficit “por razones macroeconómicas”. En este sentido, indicó que “es obvio que las medidas nos van a afectar a todos consumidores, empresas y conribuyentes”, pero dijo desconocer cómo y cuándo.

REE niega haber participado en la reforma energética

La empresa encargada de la operación del sistema y de las redes de alta tensión, propiedad en un 20% de la SEPI, es la única del sector que no ha arremetido contra los recortes en la retribución de las actividades reguladas avanzadas por los responsables de Industria. Con todo, su presidente advirtió que los márgenes de REE “no son elevados” y espera que se mantenga “una rentabilidad razonable”.

Para Folgado, esta no es una cifra exacta, “sino la que los mercados consideran adecuada para invertir aquí o irse a Hong Kong”. Por ello, confió en que la reforma “no vaya en contra de una cierta estabilidad regulatoria, que se revise en varios años”.

El presidente de REE fue secretario de Estado de Energía en la segunda legislatura del Gobierno de José María Aznar, entre 2000 y 2004, siendo ministro de Economía, Rodrigo Rato, y cuando este departamento absorbió el de Industria. Fue la etapa en que se aplicó por primera vez el mecanismo del déficit de tarifa. Folgado se defiende de estas acusaciones asegurando que entonces las desviaciones se corregían en el ejercicio siguiente, hasta que se dispararon las primas de las renovables a partir de 2005 porque no se respetaron los límites de potencia fijados por el Gobierno para la fotovoltaica. Esta fue la causa “del desaguisado”, aseguró.

No obstante, el máximo ejecutivo de REE defiende a las energías renovables por razones “estructurales y macroeconómicas porque no tenemos hidrocarburos”. Y destaca el papel que desempeña el operador del sistema para asumir los nuevos megavatios verdes y estabilizar la red.

Respecto al proyecto de ley de reforma de los sistemas extrapeninsulares, que podría ser aprobado este mes en el Parlamento, Folgdo lo defendió porque a medio y largo plazo supondrá “reducir a la mitad los extracostes”. Esto es así porque los proyectos de bombeo que están en marcha en Canarias que le serán expropiados a Endesa (salvo el que ya está terminado) permitirán el desarrollo de plantas renovables, que en las islas resultarán más baratas que las instalaciones del régimen ordinario.

Otra cuestión, subrayó el presidente de REE, es la precipitación con la que se ha tramitado el proyecto de ley, pero, sea como fuere, el operador es el que mejor conoce el funcionamiento y las necesidades de estos sistemas, que ecplota Endesa.

En cuanto a la demanda eléctrica, confía en que este año será el último en que se produzca una caída, tras dos ejercicios en descenso, hasta situar el consumo en niveles de 2006. La demanda eléctrica industrial subió en mayo, corregidos los efectos del calendario laboral y las temperaturas, lo que apunta una cierta recuperación.

Críticas a los cambios regulatorios de febrero

El presidente de REEcree desafortunada la medida aprobada en febrero por Industria, por la la cual desapareció la posibilidad que tenían las renovables de cobrar una tarifa regulado o el precio del mercado eléctrico más una prima. Esta norma, que ha afectado especialmente a la eólica, obligó a las empresas a elegir una de las dos opciones, y eligieron tarifa, pues ya no se les permite alternar entre una y otra vía, sino quedarse en la que elijan. En unos meses en los que cayó de forma importante el precio del mercado, por la lluvia, el viento y la caída de la demanda, la medida ha encarecido los costes contribuyendo a aumentar el déficit de tarifa, que no habría tenido lugar con el sistema anterior.

Sea como fuere, José Folgado pidió celeridad en la aprobación de una reforma que ya llega con retraso y negó que se haya elaborado sin transparencia.

Normas