Aznar pide bajar impuestos para "mejorar la competitividad"

FAES tilda de "error gravísimo" la política tributaria de Rajoy

FAES propone reducir el gasto público y pide "pocos impuestos, bajos y sencillos"

Aznar pone como referencia las reducciones fiscales aprobadas durante su etapa en 1999 y 2003

El expresidente del Gobierno y presidente de FAES (Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales), José María Aznar.
El expresidente del Gobierno y presidente de FAES (Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales), José María Aznar. EFE

Ha sido idea mía”. Así presentó ha presentado José María Aznar el estudio Una reforma fiscal para el crecimiento y el empleo, un voluminoso informe elaborado por la Fundación FAES. La fábrica de ideas del PP –al menos hasta ahora– establece un conjunto de recomendaciones que, en su mayoría, van justo en la dirección contraria de las medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

José Félix Sanz, catedrático de Economía Aplicada y coordinador del informe junto al presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, Gabriel Elorriaga, aseguró que es preciso adoptar las reformas propuestas cuanto antes y defendió que subir los impuestos en recesión es un “error gravísimo”. Unas palabras que van justo en la línea de flotación del actual ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el responsable económico que más ha subido los impuestos en democracia. El Ejecutivo de Rajoy argumenta que no “había margen” para aplicar las rebajas fiscales que prometieron en su programa electoral.

Sanz, que ya avanzó en Cinco Días su propuesta para modificar el IRPF, defendió reducir a dos los siete tramos actuales del impuesto y fijar dos tipos que irían del 25% al 35%. Dos gravámenes muy bajos si se tiene en cuenta que hoy el tipo marginal máximo alcanza el 52% y, en algunas comunidades como Cataluña, llega al 56%. El documento de FAES asegura que actualmente la estructura del IRPF es ineficiente y refleja la llamada curva de Laffer, la tesis defendida por el economista Arthur Laffer y que sostiene que a partir de ciertos niveles, un incremento tributario genera una pérdida de recaudación. "La curva de Laffer existe en el IRPF", sostuvo Sanz. 

FAES propone también suprimir el impuesto sobre el patrimonio, un tributo que estaba previsto que desapareciera este año y que, sin embargo, Moncloa decidió prorrogar. La fundación presidida por Aznar también propone no discriminar las plusvalías generadas en menos de un año, una medida que adoptó el actual Gobierno para penalizar la especulación frente al ahorro a largo plazo. Actualmente, una plusvalía lograda en menos de doce meses tributa como un rendimiento del trabajo -cuyo tipo máximo asciende al 52%- y no se beneficia de los gravámenes del ahorro que en ningún caso superan el 27%.

Acerca del impuesto sobre sucesiones y donaciones, el servicio de estudios vinculado al PP apuesta por quitar competencias normativas a las autonomías. Con ello, se evitaría que una misma herencia o donación tribute a tipos elevados en una comunidad y esté prácticamente exenta en otra. FAES propone quitar bonificaciones y establecer un tipo entre el 5 y el 10% en todo el territorio.

En el impuesto sobre sociedades, el tributo que grava los beneficios empresariales, el documento de FAES apuesta por eliminar deducciones, una línea que ya ha seguido el Gobierno de Mariano Rajoy. Aunque la fundación también reclama que ello se acompañe de una rebaja de los tipos nominales. Actualmente, el gravamen en España se sitúa en el 30% y en el 25% para las pymes. FAES sostiene que debería fijarse un tipo entre el 20% y el 25% y apuesta por suprimir el régimen especial para pequeñas y medianas empresas. 

 

Las propuestas de FAES tributo a tributo

IRPF

“La curva de Laffer existe en el IRPF”, clamó el coordinador del informe de FAES, José Félix Sanz. Arthur Laffer defendió en su famosa curva que, a partir de cierto nivel, las subidas fiscales no conllevan más recaudación. Para FAES, ese nivel se encuentra en el 40%, doce puntos por debajo del tipo marginal máximo actual que alcanza el 52% con carácter general y que en algunas comunidades como Cataluña asciende hasta el 56%.

Sociedades

Las propuestas de FAES en el impuesto sobre sociedades van más en línea con la política seguida por el Gobierno. Así, reclaman quitar deducciones, especialmente las relacionadas con los intereses financieras. Sin embargo, también piden algo que hoy Hacienda no contempla. Rebajar el tipo nominal del 30% y fijarlo entre el 20% y el 25%. Además, exigen acabar con el régimen especial para las pymes, cuyo tipo nominal se sitúa en el 25%.

Cotizaciones e IVA

El informe de la fundación vinculada al PP considera que no es planteable un incremento del IVA. Aunque matiza que se podría estudiar un incremento de los tipos reducidos del 4% y del 10% si se acompañara de una reducción de las cotizaciones sociales que soportan las empresas y que son de las más altas de la UE. Por otra parte, el estudio de FAES señala que debería repensarse toda la estructura del IVA y apunta la posibilidad de suprimir los tipos reducidos.

Patrimonio y Sucesiones

El impuesto sobre el patrimonio es un tributo que estaba previsto que desapareciera este año y que el Ejecutivo optó por prorrogar su vigencia. FAES defiende que se suprima definitivamente. Respecto al impuesto sobre sucesiones y donaciones, el informe apuesta por fijar un tipo entre el 5%y el 10% en todo el territorio. Con ello, se acabaría con la situación actual, donde este tributo es muy elevado en algunas comunidades y prácticamente inexistente en otras.

Normas