Los inversores y los armadores deben devolver las subvenciones

Almunia insiste en que "ni un solo astillero debe devolver ni un solo euro"

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. EFE

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho este lunes que no puede “perdonar” a España la recuperación de las ayudas públicas concedidas en el marco del 'tax lease' porque estaría violando la legislación de la UE, pero ha insistido en que no son los astilleros sino los inversores y los armadores los que deberán devolver las subvenciones.

Almunia ha explicado además que los contratos con inversores o armadores que trasladan la responsabilidad a los astilleros “no existen jurídicamente” puesto que vulneran las normas de la UE.

“Jurídicamente, no se puede perdonar” la devolución de las ayudas, ha dicho el responsable de Competencia, que ha negado cualquier diferencia de trato entre Francia y España. “Desde la aprobación del sistema español en 2002 hasta mitad del 2005 no pedimos la devolución de ayuda porque tampoco se le pidió a Francia por ese periodo”, ha explicado Almunia. “Estamos dando exactamente el trato que recibió Francia”, ha resaltado.

El comisario de Competencia ha resaltado que en su propuesta de decisión, que se aprobará el 17 de julio, se precisa “taxativamente que quienes tienen la obligación de devolver las ayudas son los grupos de interés económico y los inversores que participaron en estos grupos de interés económico, que no son astilleros, y quienes compraron los buques a los astilleros”.

“A mi me sorprende a veces escuchar a algunos representantes del sector que dicen: No, no, pero nosotros somos responsables. Y yo insisto: No son ustedes responsables de devolver. Ni un solo astillero tiene que devolver un solo euro”, ha sostenido Almunia.

Al ser preguntado por las cláusulas contractuales que obligarían a los astilleros a asumir el reembolso, el vicepresidente de la Comisión ha zanjado que “cuando los contratos van en contra de las obligaciones jurídicas que derivan del marco europeo, esos contratos no existen jurídicamente”.

Respecto a la petición del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de realizar un último esfuerzo sobre el problema de los astilleros, Almunia ha apuntado que “no es una cuestión de esfuerzo”, sino que “la obligación de la Comisión, para eso está la Comisión, es respetar y hacer respetar el marco legal que rige el control de las ayudas de Estado”.

Almunia ha salido además al paso de los que le critican, incluso en su partido, por poner en peligro la supervivencia del sector en España. “Nosotros existimos y estamos aquí para hacer valer el interés general europeo, no dependemos de ningún país, no podemos recibir instrucciones de ningún país”, ha alegado.

“Haríamos un mal servicio a la UE si pensamos más en los intereses de un país, sea el nuestro o sea otro, que en los intereses del conjunto y, desde luego, no seríamos comisarios ni un día más si no respetamos nuestras propias normas jurídicas”, ha insistido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

Normas