Se replantea su postura ante el banco malo

BBVA estudia financiar la compra de viviendas de la Sareb

Francisco González, presidente de BBVA.
Francisco González, presidente de BBVA.

BBVA estudia financiar la compra de viviendas de la Sareb, el “banco malo”, como ya hace Banco Santander y previsiblemente harán otras grandes entidades que forman parte del accionariado de la sociedad inmobiliaria, como CaixaBank y Banco Sabadell.

Sin embargo, según explican a Efe fuentes financieras, la gran incógnita sigue siendo si BBVA, que decidió no entrar en el capital de la Sareb, se sumará a la lista de entidades con las que el “banco malo” quiere llegar a acuerdos de financiación.

Hasta hace poco, el banco presidido por Francisco González descartaba esta opción, pero la invitación reciente de los directivos de la Sareb a participar en el proyecto con acuerdos de financiación ha hecho a la entidad replantearse su postura.

BBVA fue la primera gran entidad en afirmar que participaría en el “banco malo”, ya fuera aportando activos o capital, sin embargo un mes después, ya en octubre del pasado año, aseguró que no tenía “ningún interés” por formar parte del proyecto.

Finalmente, el banco no entró en la sociedad por una “decisión técnica”, pero su presidente, Francisco González, insistió en que la entidad estaba dispuesta a seguir arrimando el hombro por España y quizá por eso ahora sopesa la posibilidad de financiar la compra de viviendas de la sociedad inmobiliaria.

El director general de la Sareb, Walter de Luna, ha reconocido recientemente que los acuerdos de financiación son “clave” en la política de ventas de la compañía y una herramienta “muy efectiva” para impulsar la actividad comercial.

De ahí que la sociedad aspire a conseguir el mayor número de acuerdos con la banca, después de que el Santander se convirtiera en la primera entidad dispuesta a financiar los pisos de la Sareb y lanzara una hipoteca específica para facilitar las compras.

Además, el Santander amplió su acuerdo con la Sareb de modo que también podrán beneficiarse de las condiciones de financiación ventajosas quienes adquieran un inmueble que forme parte de un FAB, un fondo con activos de la sociedad y ventajas fiscales.

Esta decisión es clave porque si la Sareb crea su primer FAB para colocar la denominada cartera Bull, que incluye 200 millones en inmuebles terminados y en construcción en Andalucía y Valencia, Santander podría financiar la primera gran venta de la sociedad creada con los activos tóxicos de la banca nacionalizada.

Normas