Las matriculaciones caen un 5% y las ventas un 2%

Mal semestre para los coches

La falta de financiación hace que las empresas compren un 23% menos vehículos

Las ventas a particulares suben un 9,5% por los incentivos del plan PIVE

El vicepresidente de Anfac

El vicepresidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero.
El vicepresidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero. EFE

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos sumaron unas 385.000 unidades en los seis primeros meses de este año, lo que representa la citada bajada del 5% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente, según fuentes del sector.

Igualmente, en junio las ventas bajan un 2%, con alrededor de 71.600 unidades. Esta disminución se explica por el efecto del calendario, pues junio de 2013 ha tenido un día hábil menos que el mismo mes de 2012, y por la negativa evolución del canal de empresas.

A falta de un día para el cierre de junio, el mercado automovilístico experimentaba una leve contracción de las matriculaciones del 0,8%, con 63.650 unidades, gracias en buena medida al Plan PIVE de incentivos a la compra.

De hecho, las ventas de coches a particulares registraba un crecimiento del 9,5% a falta de un día para el cierre del mes, con 29.600 unidades, debido al impulso proporcionado por los incentivos del Plan PIVE.

También registra una evolución positiva el canal de alquiladores, que subía un 5,3%, con 20.400 unidades, ante las expectativas de una favorable temporada turística.

En cambio, los problemas para tener acceso a la financiación sigue lastrando al canal de empresas, que registraba una fuerte caída del 23% a falta de sólo un día para concluir junio, con 13.600 matriculaciones.

El sector espera 1.500 millones de inverisiones

En este escenario, el vicepresidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Mario Armero, en una entrevista a EFE-Radio, se mostró convencido de que en los próximos meses llegarán a España más de 1.500 millones de euros en inversiones de bastantes modelos nuevos.

Las inversiones se van a traducir “en nuevos modelos, en generación de empleo directo, en más empleo inducido, en más exportaciones y también en una oferta más completa de producto con valor añadido español”. Puntualizó que la gran fuerza de la industria automovilística española es que tiene “fábricas con talento, en las que se han llegado a acuerdos con los sindicatos, se han introducido mecanismos de flexibilidad y productividad, consolidados por la reforma laboral, y que se han rodeado de un magnífico tejido de la industria de componentes”. Y añadió que la conclusión es que los españoles son buenos fabricando vehículos y es algo que se debe aprovechar.

Armero calificó de “ambicioso, pero posibilista” el “Plan 3 millones”, con el que Anfac pretende alcanzar una producción de ese número de vehículos en las fábricas españolas en 2017.

Un primer paso en esa dirección es la buena evolución de las factorías españolas en lo que va de año, que han incrementado la producción en un 4 % (en mayo un 9 %), lo que hace factible cumplir con el pronóstico de cerrar el ejercicio con 2,2 millones de unidades, frente a los 1,9 millones de 2012.

La confianza se basa en la disposición que han mostrado las fábricas españolas para abrirse a mercados emergentes ajenos a la UE, pues de hecho, hoy, de cada cuatro coches que se producen, uno va a esos países. De ahí la importancia que para la industria española ha tomado la exportación a Argelia, Turquía, Rusia, e incluso, Estados Unidos.

 

 

 

Normas