Los rivales del buscador esperan que la CE exija “una solución efectiva”

Almunia decidirá en unas semanas si formula o no cargos contra Google

La decisión llega tras finalizar el periodo de consulta pública lanzado por la CE

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, este jueves en Madrid.
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, este jueves en Madrid.

El vicepresidente y comisario de Competencia de la UE, Joaquín Almunia, indicó ayer en Madrid que analizará en las próximas semanas el test de mercado respecto a las propuestas de Google para mejorar su motor de búsqueda y, una vez estudiado éste y recibidas las respuesta de la compañía, decidirá si llega a un acuerdo con el gigante americano o, por el contrario, va por la “vía más dura” y le aplica un pliego de cargos para que corrija su posición dominante en el mercado.

Durante su intervención en el Foro Nueva Economía, el comisario aclaró respecto a los plazos que, si se alcanza un acuerdo con Google, con la base de propuestas de la compañía, se cerrará el proceso antes de finales de 2013. Por el contrario, si la UE optara por la vía dura los plazos podrían alargarse hasta entrado el siguiente año.

Respecto a Android, el sistema operativo móvil de Google, Almunia indicó que Bruselas ya está estudiando este ecosistema, después de recibir una denuncia de los rivales del buscador señalando que la compañía utilizada esta plataforma como caballo de Troya para dominar el negocio móvil. Quieren ver cómo funciona y cómo trata a los competidores y analizar así si existen barreras de entrada. “Estas actuaciones no han dado aún paso a una investigación formal, no sé si ésta llegará o no. Google es perfectamente consciente, porque le hemos hechos muchas preguntas sobre Android”, dijo.

Desde Icomp aseguran estár  “seguros” de que la CE “estará a la altura de sus responsabilidades y exigirá con determinación una solución efectiva a los daños estructurales del monopolio, si es necesario vía un procedimiento de infracción y sanción”

Andrés Font, portavoz de Icomp, cuyos miembros incluyen a algunos de los 20 denunciantes del buscador, entre los que está Microsoft, señaló a CincoDías que, a fecha de 27 junio (día en que finaliza el período de consulta pública lanzado por la Comisión Europea), “la propuesta de Google es manifiestamente insuficiente para poner término a los efectos más dañinos de su monopolio en los consumidores europeos, que exigen respuestas fiables a sus búsquedas, y en las compañías que quieren ofrecer alternativas a los consumidores pero que se ven obstruidas por barreras de entrada insuperables impuestas por Google”.

Font añadió que están “seguros” que la CE “estará a la altura de sus responsabilidades y exigirá con determinación una solución efectiva a los daños estructurales del monopolio, si es necesario vía un procedimiento de infracción y sanción”. En su opinión, no puede ser de otra manera porque la consulta pública “demostrará, sin duda, los agujeros manifiestos de la propuesta de Google y la falta de voluntad de esta de llegar a una solución acordada creíble y efectiva”.

Google, por su parte, que asegura haber mantenido siempre una actitud negociadora, defiende que las propuestas que ha hecho son suficientes.

Normas