El sector ingresa un 6% más en 2012 por el negocio exterior

La consultoría en España cae un 1,7% y destruye empleo por primera vez

Manuel Pimentel, presidente de la AEC.
Manuel Pimentel, presidente de la AEC.

Luces y sombras en el negocio de la consultoría en España. Según el informe de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), las ventas de las compañías españolas del sector ascendieron en 2012 a 10.580 millones de euros, un 5,9% más frente al ejercicio anterior. Sin embargo, este incremento se debió al mercado internacional, que continuó siendo la fuente de crecimiento de la consultoría, con una subida de la facturación del 33,4%, hasta alcanzar el 27,1% de las ventas.

Frente a esta buena noticia, otra negativa: el mercado nacional cayó un 1,7%, después de cuatro años de estancamiento, “y el sector, por primera vez, destruyó empleo en España; en concreto, se redujo un 1,4%, 1.528 empleos”, explicó Manuel Pimentel, presidente de la AEC. “Es algo nuevo y duro, y pone de relieve que la caída de la demanda en el mercado nacional está comprometiendo la capacidad de generar empleo en nuestro país”.

Con todo, el número de empleados de consultoría en el mercado internacional se incrementó en un 42%, gracias a la apuesta decidida de las consultoras españolas por la internacionalización.

“La consultoría ha soportado una intensa caída de márgenes a la vez que ha intentado mantener el empleo”, continuó Pimentel, destacando el esfuerzo que se ha hecho desde el sector, “uno de los que más y mejor empleo ha creado en España en los últimos años”. “Sin embargo, nos encontramos al límite de la rentabilidad y, de continuar esta tendencia de estrechamientos de márgenes, las consecuencias podrían ser nefastas para el sector”, dijo.

Pimentel destacó, en este sentido, que la evolución de los ingresos y la plantilla ha tenido una consecuencia en los índices de productividad del sector, que se han resentido durante la crisis económica. La facturación por empleado ha caído un 7%.

La tendencia sigue

El presidente de la AEC no se mostró muy optimista y avanzó que la tendencia va a continuar en 2013: “Seguirá cayendo el mercado interior en facturación y empleo”, pero la previsión es que el sector eleve sus ventas un 2%, gracias a que las empresas continuarán creciendo hacia el exterior.

En su opinión, el sector de la consultoría, “clave para impulsar la productividad en la economía española”, no ha podido sustraerse a la situación de crisis económica que afecta a España. Especialmente, destacó la fuerte caída de la demanda de servicios de consultoría por parte de las Administraciones públicas, “y todo apunta que seguirá así”, pese al plan presentado por el Gobierno para la modernización de la Administración”. En 2012, el valor de las ventas por servicio de consultoría a las Administraciones cayó el 15%.

El ‘outsourcing’, primera fuente de ingresos

El presidente de la AEC destacó que, por primera vez, el outsourcing se ha convertido en la primera fuente de ingresos para el sector, representando el 42,1%, seguido por los servicios de desarrollo e integración (40%) y los de consultoría (16,3%). “Es lógico, porque en un contexto de crisis, los clientes de la consultoría intentan modificar su estructura de costes, reduciendo al máximo el capítulo de los costes fijos, para lo cual optan por externalizar parte de sus actividades”. Pimentel defendió que la consultoría “puede ser un sector exportador de servicios y talento”, y muestra de ello, es el crecimiento de las ventas en el exterior (un 63%) desde que comenzó la crisis. “Un hecho que constituye la mejor prueba de la competitividad de las empresas españolas en este mercado, con un valor/coste muy bueno”.

Normas