Primer saldo negativo desde 1971

La emigración hace que España pierda habitantes

Por tercer año consecutivo abandonaron nuestro país más personas de las que entraron

El saldo migratorio de extranjeros ha disminuido considerablemente respecto a 2012

Colas en un proceso de regularización de inmigrantes.
Colas en un proceso de regularización de inmigrantes.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La población residente en España se situaba, a 1 de enero de 2013, en 46.704.314 habitantes, es decir un 0,2 % y 162.390 personas menos que a comienzos de 2012, datos que reflejan el primer descenso de población en España desde que existen datos anuales (1971).

La disminución se produjo en el rango de edades de 15 y 39 años, en 474.998 personas (un 3,0%) y entre los niños menores de 10 años, que se redujeron en 14.351 (un 0,3%). También se observa un decrecimiento en el grupo de edad de 75 a 79 años causado por la llegada a dichas edades de las generaciones más reducidas nacidas durante la guerra civil. La población mayor de 64 años se incrementó en 134.356 personas durante 2012, un 1,7% más, situando el cociente entre dicha población y la que está en edad de trabajar (de 16 a 64 años) en el 26,7%, lo que supone una subida de 0,6 puntos respecto a 2012.

El número de ciudadanos españoles creció la tímida cifra de 4.016 personas, si bien cabe destacar que el leve aumento se debió a la población con nacionalidad española nacida en el extranjero, ya que la nacida en territorio nacional se redujo en 19.337 personas con respecto al año pasado. La población extranjera cayó un 2,3%, situándose en 5.118.112 personas.

Tercer año consecutivo con saldo migratorio negativo

 A lo largo de 2012, España registró un saldo migratorio negativo de 162.390, lo que indica que 476.748 personas optaron por salir del país frente a las 314.358 que llegaron. De las que abandonaron el país 59.724 eran españoles (un 7,7% más que en 2011) y 417.023 extranjeros (un 17,9% más). 

Mientras que durante estos tres últimos años el saldo migratorio negativo de los extranjeros no superaba los 35.000 individuos, en el año 2012 la diferencia se situó en los 135.045, siendo el colectivo de nacionalidad rumana el que encabezó dicha salida. Únicamente el saldo con Cuba, República Dominicana y Venezuela fue positivo, a los que hay que añadir el Reino Unido, compuesto por jubilados mayores de 64 años en su mayoría.

 

Normas
Entra en El País para participar