Sobrevuela el conflicto para el verano

El Sepla celebra una asamblea de alta tensión por la “ruptura total” con Iberia

Los pilotos aseguran que IAG quiere retirar a Iberia de las rutas con Estados Unidos

Justo Peral, jefe de la sección sindical del Sepla en Iberia.
Justo Peral, jefe de la sección sindical del Sepla en Iberia.

Iberia y sus pilotos no se entienden. Y lejos de hacerlo, se han ido distanciando con cada una de las reuniones celebradas en los últimos días para pactar un incremento de productividad en el marco de un nuevo convenio.

El último encuentro tuvo lugar en la mañana de ayer, tras el que los empleados dan por rotas definitivamente las negociaciones. El sindicato Sepla, que representa a los poco más de 1.000 pilotos que se mantendrán en la aerolínea tras el ajuste de empleo, celebra hoy una asamblea en la que se da por descontado que se hablará de movilizaciones para este verano. Las fuerzas y ánimos de la plantilla, tras los conflictos del año pasado y el del arranque de este ejercicio “están notablemente mermadas”, comenta una fuente interna de la máxima solvencia.

El sindicato informará hoy sobre unas pretensiones de IAG que pasan por que “British se quede la ruta entre Londres y Madrid, y se deje en manos de American Airlines [con la que IAG tiene una alianza] los servicios que actualmente presta Iberia con Estados Unidos”. Desde la aerolínea española se matiza que “se debe seguir negociando” y se niegan las citadas pretensiones. También se explica que British ya vuela la ruta entre las capitales española y británica utilizando la terminal 4 de Barajas, y que no se precisa el acuerdo con el Sepla para un hipotético abandono de rutas a EE UU, como ya se ha hecho con otros destinos americanos. Sin embargo, “el refuerzo de la flota con los nuevos Airbus 330 y la estrategia comercial de Iberia van contra cualquier deseo de dejar EE UU”, añaden fuentes de la aerolínea.

En el Sepla hablan de máximo desgaste en el equipo que lidera Justo Peral, quien ya ha puesto en distintas ocasiones su puesto de jefe de la sección sindical en Iberia a disposición de la asamblea.

Peral se presenta hoy ante sus compañeros con una nueva batalla abierta con la empresa, cuyas peticiones a los pilotos “se han hecho inasumibles”, citan las fuentes consultadas.

Batalla por el Anexo 10 del convenio

Los contactos entre Iberia y el Sepla entraron en vía muerta en la madrugada del lunes 17 de junio, cuando se buscaba un acuerdo ante la inminente junta de IAG. La razón principal del desencuentro fue que Iberia pidió la renuncia al Anexo 10 del convenio de los pilotos, con el que se blindó en su día a la compañía como operadora de la T-4 de Barajas.

El jueves, 20 de junio, tuvo lugar la junta, en la que Peral reconoció la imposibilidad de llegar a un acuerdo. Sin embargo, aún ha habido tres encuentros infructuosos más. El Sepla se ha mostrado “dispuesto a renunciar a salario y a aumentar productividad para crear la aerolínea más competitiva del mundo”, pero presentará batalla por preservar el Anexo 10 en su convenio.

Normas