Tribuna

¿Cómo benefician los ecosistemas al negocio?

El éxito del crecimiento de un negocio requiere de una innovación constante. Incluso las pequeñas y medianas empresas, las mayores creadoras de puestos de trabajo en la actualidad, deben ser tan flexibles e innovadoras como las más grandes, para transformar y adaptar sus modelos de negocio y ofrecer nuevos servicios o productos que satisfagan las expectativas de sus clientes. Las pymes desean crecer. Más del 50% de ellas ha confirmado que el aumento de sus ventas e ingresos son sus principales prioridades, según un reciente estudio de Economist Intelligence Unit. Sin embargo, muchas carecen de los recursos y el talento necesarios que les permitan despuntar rápidamente, y la mayoría argumenta que la contratación de empleados cualificados es un obstáculo.

Un ecosistema es la alianza de una empresa con determinados socios, de forma abierta, para colaborar en el desarrollo o la comercialización de un producto o servicio. Su creación podría ser la solución perfecta para empresas de todos los tamaños. Un ecosistema ayuda a las organizaciones a conseguir lo que no pueden solas. Con la ayuda de elementos de innovación externos, las empresas pueden producir mejor sus productos. Es lo que se denomina co-innovación. En el caso de las compañías de software, se trabaja con socios para complementar o desarrollar soluciones con el fin de ofrecer un inmenso valor a los clientes. El navegador Firefox, de Mozilla Corporation, es un modelo perfecto de colaboración de código abierto. Mozilla se apoya en voluntarios para las decisiones de desarrollo de producto, del código de software, y en la promoción. El 40% del código del navegador Firefox no está desarrollado por empleados. La compañía se ha beneficiado de la extendida utilización de su navegador, y los participantes se sienten orgullosos de su contribución y, en parte, dueños de la solución. La co-innovación también ayuda a las organizaciones a hacer crecer su negocio. Apple accedió a la comunidad de desarrolladores cuando su división móvil creció. Borró la línea que separaba al desarrollador y el cliente, mediante la creación de relaciones abiertas y de un flujo de ideas. Entre 100.000 y 300.000 desarrolladores trabajan, por su cuenta, en su nombre, algo que le ha beneficiado.

Los beneficios de la co-innovación no se limitan a compañías tecnológicas que actúan de forma individual, sino que también pueden contribuir al bien común, desde el punto de vista económico o de otro tipo. En el terreno de la salud, GE introdujo el Ultrasound Innovation Circle, que permite a investigadores independientes acceder a la tecnología y la experiencia de GE para desarrollar terapias y soluciones de diagnóstico innovadoras. El diario The Guardian ha experimentado un incremento del número de lectores digitales desde que apostara por la iniciativa de periodismo libre. Fomentar la participación de los lectores ha dado lugar a nuevos contenidos y conversaciones y ha permitido a la prensa mejorar su cobertura, contar nuevas historias y aportar más transparencia a las cuestiones mundiales. Pero The Guardian está luchando con la monetización de su sistema abierto, pues como ocurre en las empresas de tecnología con estas estrategias, hay que buscar el equilibrio entre los derechos de propiedad intelectual y las garantías de la calidad de un trabajo no remunerado.

Una estrategia abierta y de colaboración presenta un nuevo nivel de riesgo que algunos directivos pueden temer, pero puede merecer la pena, porque no hay que perder de vista que un ecosistema es más que la suma de las partes, y que puede ayudar a que el mundo funcione mejor. La unión de una empresa a una fundación puede contribuir a potenciar el trabajo de ésta. Es el caso de Bluekey Software Solutions, que ha ayudado a la Fundación Desmond Tutu HIV de Sudáfrica a que la educación y la investigación del VIH y de la tuberculosis sean más eficaces. Sudáfrica posee el mayor número de infecciones por VIH en el mundo. La colaboración ha permitido que la fundación haya crecido y tenga un impacto más significativo en todo el país.

La co-innovación tiene un gran potencial para impulsar el crecimiento del negocio de las empresas y sus socios. Una comunidad abierta puede ayudar a dirigir una investigación y facilitar la toma de decisiones y la estrategia de la empresa, y añade diversos puntos de vista a los trabajadores, en pequeñas y grandes empresas. Un ecosistema co-innovador y dinámico engendra una empresa fuerte y exitosa y, las empresas que triunfan garantizan una economía mundial saludable, llena de puestos de trabajo y posibilidades.

Eric Duffaut es presidente global de ecosistemas y canal de SAP.

Normas
Entra en El País para participar