35 empresas del Ibex

Abertis, de carreteras secundarias a autopistas

En sus diez años de historia ha afrontado la renovación de los sistemas inteligentes de transportes y capitaneado la transición de la televisión analógica a la digital terrestre

Abertis, de carreteras secundarias a autopistas

Hace 35 años los baches, las curvas y las carreteras secundarias de un solo carril caracterizaban las comunicaciones terrestres, un sector que en estas décadas se ha transformado de forma espectacular. Prueba de ello es que en nuestro país tiene la sede la compañía líder mundial de autopistas, Abertis, responsable de la gestión de más de 7.300 kilómetros en todo el mundo.

Desde que la empresa nació en 2003 –fruto de la fusión entre Acesa y Aumar– no ha parado de crecer: el grupo ha multiplicado por cuatro sus principales magnitudes, duplicado su capitalización bursátil y aumentado su plantilla de los 5.000 empleados iniciales a los 18.000 actuales.

Desde 2003, el grupo ha multiplicado por cuatro sus principales magnitudes

Para ello ha sido primordial la internacionalización en esos años –las últimas incorporaciones se sitúan en Brasil y Chile– y la transformación y modernización de los sistemas del grupo. “La innovación y la búsqueda de mejoras tecnológicas están en el ADN de Abertis. Nuestra relación con los clientes y la rapidez con la que mejoran los sistemas de información nos obliga a mantenernos al día en todos los avances tecnológicos”, aseguran desde la compañía al explicar que la transformación se ha notado tanto a nivel corporativo como en el día a día de los principales negocios.

2013, punto de inflexión

Salvador Alemany, presidente de Abertis.
Salvador Alemany, presidente de Abertis.

Salvador Alemany, presidente del grupo, aseguraba en el último informe anual de la compañía especializada en gestión de autopistas y telecomunicaciones que “para este 2013, y en relación a España y Europa, deberíamos esperar que sea el año en el que se completen las condiciones necesarias para la salida de la crisis”.

“Quizá, incluso, que se produzca el punto de inflexión”, pronosticaba.

En el área de autopistas, por ejemplo, destaca la continua evolución de los ITS (sistemas inteligentes de transportes) como consecuencia de las mayores exigencias de seguridad y movilidad en nuestras carreteras, así como en los sistemas de información al cliente, que ahora aportan datos en tiempo real sobre duración de trayectos o estado de las carreteras, mediante tecnología Bluetooth, internet o cuentas en redes sociales.

Pero quizá uno de los cambios más espectaculares que se ha dado se refiere a los medios de pago en la autopista: desde las cabinas donde solo se aceptaba el cobro manual en efectivo a las máquinas de “todo pago”, pasando por la tecnología del free-flow (que implica lo último en sistemas de peaje y de reconocimiento de matrículas) o a través de telepeaje con Via-T, en el que el vehículo no tiene que detenerse.

En cuanto al negocio de las telecomunicaciones, Abertis ha afrontado la transición de la televisión analógica a la digital terrestre, un proceso de gran transcendencia para la sociedad española y que ha permitido la emisión de más canales, con mejor calidad de imagen y sonido y, principalmente, dar un paso definitivo para la prestación de nuevos servicios, como la TDT de pago, la TDT en alta definición, la TDT híbrida y la ultraalta definición.

Normas
Entra en El País para participar