La filial austriaca solicita el concurso de acreedores

FCC anuncia un resultado negativo de 289 millones en 2013 por la caída de Alpine

La deuda de la constructora austriaca es de 625 millones

La matriz española provisionará el valor de los activos de la filial

La cotización de Alpine queda suspendida de forma indefinida

Sede de FCC en Madrid.
Sede de FCC en Madrid.

FCC ha confirmado ante la CNMV que su filial Alpine ha solicitado la entrada en  concurso voluntario de acreedores, una situación por la que el grupo español provisionará la totalidad del valor de los activos de la constructora austriaca en las cuentas consolidadas de 2013. El impacto negativo previsto después de impuestos será de 289 millones.

Alpine ha ido a concurso con una deuda de 625 millones al cierre del primer trimestre. Su matriz ha asegurado esta mañana al mercado que la situación del negocio en Europa del Este no afectará de “manera sensible” a los objetivos del Plan Estratégico presentado el pasado mes de marzo. La empresa que dirigen Esther Alcocer y Juan Béjar mantiene "los objetivos de generación de caja, ebitda y deuda neta en el horizonte del plan". Esto ratifica las expectativas hasta 2015.

El concurso se ha instado ante el Tribunal de Comercio de Viena por el "deterioro continuado registrado en su situación operativa desde el primer trimestre de 2012". Los resultados de FCC en 2012 ya integraban unas pérdidas de 420 millones de euros procedentes de Alpine, que cerró el año pasado con 450 millones de euros en rojo y declaró unas pérdidas de 90 millones antes de impuestos en el primer trimestre de este año, casi el doble de lo que señalaba su plan de reestructuración. A la vista de los acontecimientos, la cotización de Alpine ha quedado suspendida por tiempo indefinido en la Bolsa de Viena.

FCC 8,08 0,62%

FCC es titular del 100% de la compañía, presente en Europa del Este y con antiguas aspiraciones a desarrollarse en Asia. Las negociaciones de la direción de Alpine con la banca han encallado tras meses de contactos. "Las contingencias surgidas en los dos últimos meses aconsejaban un nuevo reequilibrio financiero", explica FCC en su comunicado a la CNMV, "la falta de consenso en dicho reajuste de todas las entidades financieras ha provocado la petición del concurso voluntario". 

Alpine tiene en venta la subsidiaria Alpine Energie y el negocio de construcción subterránea. Unas operaciones en las que suma retrasos sobre el calendario previsto. Sus necesidades financieras superan los 400 millones de euros, por lo que se especualba con una una nueva aportación de capital por parte de FCC y la búsqueda de una condonación parcial de deuda tras una primera quita de 150 millones en marzo.

Confianza en el cumplimiento del plan estratégico

FCC ha manifestado que el nuevo contexto en que se desenvuelve Alpine no debería afectar significativamente a su restrictivo plan de negocio. El grupo que controla Esther Koplowitz  hizo público el pasado mes de marzo que prevé una caída de sus ingresos desde los 11.152 millones de 2012 hasta los 9.700 millones en 2015.

La compañía pretende poner el foco en la rentabilidad y elevar el ebitda en el mismo periodo hasta los 1.200 millones, desde los 753 millones declarados el pasado ejercicio. El flujo de caja tendría que multiplicarse por más de tres, pasando de 253 millones a 850 millones. Y la deuda neta ha de adelgazar hasta los 5.200 millones, desde una posición cercana a los 8.000 millones en diciembre de 2012.

Para Alpine se busca un repliegue a sus mercados estratégicos, especialmente Austria y Alemania, la venta de activos y una mejor selección de los proyectos.

Normas
Entra en El País para participar