El índice se anota un 0,8%, con la prima en 306

Telefónica apuntala la subida del Ibex

La reunión de la Fed del miércoles, gran referencia de la semana

El Tesoro español celebra subastas el martes y el jueves

Operadores en la Bolsa de Nueva York,
Operadores en la Bolsa de Nueva York, REUTERS

Los nervios de las últimas semanas no sentaron bien al Ibex 35, que el viernes terminó la sesión con una leve caída, pero metido en pérdidas anuales y con los 8.000 puntos, una cota que no pierde desde principios de abril, a un suspiro.

En el arranque de esta semana, el indicador no amenaza con perder este nivel; al contrario, si bien en la apertura ha superado los 8.100 puntos. El buen comportamiento de los mercados asiáticos justifica esta relativa calma matinal: un 2% ha subido Japón.

Al final, el selectivo ha cerrado con una subida del 0,81%, que le sitúa en 8.136,3 puntos, impulsado por la fuerte revalorización de las acciones de Telefónica. La operadora española ha finalizado la sesión con un avance del 2,39%, después de la información, publicada por el diario El Mundo, de que la empresa había recibido una oferta de compra por parte de la operadora estadounidense AT&T. La compañía ha desmentido la información, asegurando a la CNMV que "en relación a los rumores aparecidos hoy en prensa, Telefónica comunica que no ha recibido ninguna aproximación, ni ninguna indicación de interés escrita, ni verbal, de nadie".

Por otro lado, los inversores se han mantenido prudentes, ya que les quedan casi tres días para conocer lo que llevan tiempo esperando: los planes de la Reserva Federal (Fed). Mañana empieza la reunión de dos días en la que la autoridad monetaria de Estados Unidos dirá cuándo o cómo planea empezar la retirada de estímulos, una decisión que es el principal factor de incertidumbre para las Bolsas de todo el mundo. La decisión no se sabrá hasta el miércoles.

"En las últimas semanas el temor de los inversores a que el banco central estadounidense pudiera estar pensando en comenzar a retirar estímulos ha generado una fuerte volatilidad en los mercados financieros mundiales que se ha traducido en correcciones generalizadas que han afectado tanto a los mercados de renta fija como a los de bonos soberanos y corporativos", señalan desde Link Análisis.

Hasta la cita con la Fed no hay mucha leña que cortar. Mañana el Tesoro coloca letras a 12 y 18 meses, el FMI hace pública su revisión sobre la economía española el miércoles (el viernes recortó sus expectativas de crecimiento para EE UU) y, además, se reúne el G8, con el objetivo de pactar un tratado de libre comercio entre Europa y Estados Unidos.

En el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo española sigue por encima de los 300 puntos (ha cerrado en 306 puntos básicos) y, respecto a las divisas, el euro se sitúa en los 1.33 dólares.

Meros entretenimientos para un mercado que respira agitado desde hace semanas porque Bernanke quizá eche en freno en su programa de estímulo. Hasta que no se pronuncie, los índices no cogerán la tendencia buena. Mientras tanto, el Ibex intentará sostener los 8.000 enteros. No parece que le quede fuerza para mucho más. "Los inversores necesitan un mensaje muy claro por parte de la máxima autoridad monetaria de EE UU", sostienen desde Link Análisis.

Normas