35 Empresas del Ibex

BME marca la modernización de la Bolsa

Edificio de Bolsas y Mercados en la carretera de la Coruña, en Madrid.
Edificio de Bolsas y Mercados en la carretera de la Coruña, en Madrid.

Desde 1978, el proceso de modernización y expansión, junto al desarrollo tecnológico y digital que ha tenido lugar en la industria de la inversión, ha sido espectacular. Tras su nacimiento en 2001, Bolsas y Mercados Españoles (BME) supo catalizar, guiar y expandir el desarrollo del parqué nacional y jugar un papel decisivo en la configuración del mapa bursátil europeo. 

BME, que cuenta con una plantilla en torno a 700 empleados, es hoy el operador de todos los mercados de valores y sistemas financieros en España. Dispone de más de 20 sociedades filiales, entre otras las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia.

Resultados equilibrados

BME marca la modernización de la Bolsa

ANTONIO ZOIDO, presidente de BME, expuso en la junta general de accionistas del pasado 30 de abril que “a pesar del entorno complicado y el descenso en los volúmenes contratados en los mercados, la combinación de un negocio diversificado con un riguroso control de costes y la ampliación de actividades nos han permitido obtener unos resultados equilibrados año tras año”.

El 15 de julio de 2006 BME comenzó a cotizar en Bolsa a un precio de 31 euros por acción. Un hecho que desde el propio holding bursátil señalan como “el hito más importante en los últimos diez años de la compañía”. Su entrada en el Ibex 35, se produciría solo un año después.

El grupo ha conseguido capear la tormenta bursátil de los últimos años gracias a “una capacidad tecnológica muy avanzada y de vanguardia y un balance saneado”, esgrimen desde BME. En 2012, su beneficio registrado cayó un 12,7%, si bien cumplió con las previsiones del mercado.

Los analistas han valorado de forma positiva los resultados, pues los volúmenes de negociación bursátil se desplomaron un 24% el pasado año y ha tenido que sortear la prohibición de la CNMV de las posiciones cortas. Además, destacan su alta rentabilidad por dividendo, por encima del 8%, una de las más elevadas entre los componentes del Ibex 35.

Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, adjudica al valor “un precio objetivo de 21,8 euros por acción, con la recomendación de mantener”. Aun así, otros expertos también ponen de relieve ciertos aspectos que podrían complicar sus resultados, como la posible implantación del impuesto a las transacciones financieras (la llamada tasa Tobin) en 2014 o el nuevo impuesto sobre las plusvalías.

El futuro de BME pasa por “continuar con nuestro proceso de diversificación e innovación y seguir creciendo en otras áreas geográficas”.

Normas
Entra en El País para participar