El torneo francés, el ‘grande’ con menor dotación en premios

Rafa Nadal se lleva la gloria de Roland Garros... y 2,28 millones

Nadal ha ganado 5,23 millones esta temporada; Ferrer, 2,24 millones

David Ferrer y Rafael Nadal, ayer en la entrega de trofeos en París.
David Ferrer y Rafael Nadal, ayer en la entrega de trofeos en París.

El gran partido entre los dos tenistas españoles ha tenido mucha menos historia de lo esperado. Rafa Nadal hizo valer ayer su experiencia sobre la arcilla de París y arrolló al alicantino David Ferrer en tres sets (6-2, 6-3, 6-2). en 2 horas y 16 minutos. El balear engrandece su leyenda tras ganar su decimosegundo Grand Slam y convertirse en el primer jugador en ganar ocho veces uno de los grandes.

La gloria y este récord, evidentemente, no es el único botín que se ha llevado Nadal (27 años). Había mucho dinero en juego: para empezar el millón medio de euros que se pagaba por ganar la final, con lo que cierra un cheque total de 2,28 millones. A Ferrer (30 años) le queda el honor de haber disputado al fin su primera final de Grand Slam y un cheque de consolación de 750.000 euros. El tenista se va de París con 1,531 millones en el bolsillo.

Pero este partido (y sobre todo la victoria) les permite mejorar su perfil como canal publicitario y optar así a mejores contratos de patrocinio. No en vano, los premios directos no constituyen su principal fuente de ingresos: según la revista Forbes, Nadal es ahora mismo el trigésimo atleta mejor pagado del planeta (en 2012 llegó a ser el número 16), con 26,4 millones de dólares. De ellos, 21 millones son por patrocinio. Sus principales esponsors son Kia, Bacardi, Mapfre, Nike o Babolat. “Nadal cuenta con una valiosa proyección internacional”, explica Manuel Sevillano, experto en derechos de imagen y representación de artistas y deportistas. “Es un tenista amable que cae bien a todo el mundo”.

La carrera de David Ferrer quizás se ha visto eclipsada por la del balear, pero eso no quita para que se haya embolsado 18,5 millones de dólares en premios durante sus 13 años como profesional. Actualmente, sus patrocinadores son Peugeot, Hackett, Lotto, Prince y Bovet.

A los dos tenistas les va bastante bien durante la temporada. Nadal ha ingresado en lo que va de temporada 3,732 millones de dólares en premios (sin contar con lo ganado en Roland Garros) y acumula 53,8 millones de dólares de ganancias en premios durante su carrera. David Ferrer, por su parte, lleva ganados 1,495 millones en premios desde que comenzó la temporada.

Evidentemente, los cuatro Grand Slam de la temporada son los torneos económicamente mejor dotados de la temporada. En conjunto, la organización de la principal competición tenística sobre tierra batida reparte algo más de 21 millones en premios. De este dinero, 10,104 millones se destinan al cuadro masculino, 9,984 millones al femenino y los restantes 1,025 millones a competiciones variadas. El principal patrocinador es una marca ya casi tan presente en el torneo como lo es el marrón de la arcilla. Y es que este año se cumple 40 desde que BNP Paribas comenzó a esponsorizar la competición. Corría 1973, y el entonces presidente de la Federación Francesa de Tenis, Philippe Chatrier (el dirigente que da en la actualidad el nombre a la pista central), tenía una idea en mente: construir palcos privados. Fueron al banco con la idea y este, según cuenta la leyenda, accedió a la financiación a cambio ver sus tres letras en la fachada (BNP y Paribas no se fusionarían hasta el año 2000).

El torneo parisino es, de todos modos, es el que menos dinero dota a premios de los cuatro Grand Slam. El siguiente en jugarse, el de Wimbledon el próximo 24 de junio, destina 22.560 millones de libras (unos 26,55 millones de euros) a premios, 1,6 millones de libras (1,88 millones de euros) para el ganador. El Open de Australia pone sobre la mesa 30 millones de dólares (21,56 millones de euros) para premios, aportados por sus patrocinadores (Kia es el principal). De este dinero, casi 1,75 millones de euros van a parar al bolsillo del ganador masculino y femenino.

El número 1 en premios es, de todos modos, el US Open, que se juega desde el 26 de agosto hasta el 9 de septiembre. Flushing Meadows destina hasta 33,6 millones de dólares a premios, 37,82 millones de euros. La organización aún no ha hecho públicas las cifras de este año. El pasado repartió 1,9 millones a los ganadores de ambos cuadros, casi millón y medio de euros. Es el torneo con más patrocinadores: servicios financieros (Chase, JP Morgan o American Express), un fabricante de relojes (Citizen), una aerolínea (Emirates) y una automovilística (Mercedes Benz).

Normas