El grupo pidió en agosto dar de baja dos accionistas con el 5% cada uno

La CNMV tarda casi un año en poner al día el accionariado de Pescanova

Pescanova pidió en agosto a la CNMV dar de baja dos sociedades con el 5% cada una

El regulador no ha borrado dichas participaciones de sus registros hasta el martes

Escrito de Pescanova a la CNMV en agosto de 2012.
Escrito de Pescanova a la CNMV en agosto de 2012.

Pescanova solicitó en agosto de 2012 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores dar de baja la presencia en el capital del grupo de dos sociedades accionistas, Alqueire Comercio Internacional y The Icelandic Investment Bank, que tenían, cada una, el 5% del capital. Sin embargo no ha sido hasta esta semana cuando el regulador del mercado ha actualizado las participaciones en la empresa de dichas sociedades.

“La Presidenta de la CNMV, a la vista de la existencia de inexactitudes en la participación de FBA-The Iceland Investment Bank en la participación de Pescanova (...) ha adoptado el acuerdo (...) de dar de baja la participación (...) dado que el 5% de la titularidad accionarial que constaba en el Registro de Participaciones Significativas (...) no se corresponde con su titularidad accionarial real” dice en una nota fechada el 4 de junio y firmada por la presidenta del organismo regulador del mercado, Elvira Rodríguez. Las mismas palabras emplea la CNMV para informar, también el pasado martes, del acuerdo para dar de baja la titularidad del 5% de Pescanova que aparecía en los registros en manos de la sociedad Alqueire Comercio Internacional, en una nota firmada igualmente por Elvira Rodríguez.

La reciente actualización de esas participaciones en Pescanova alientan las dudas sobre la política de comunicación de participaciones de Pescanova, después de que el presidente de la compañía, Manuel Fernández Sousa, no informara a la CNMV hasta el pasado mes de abril sobre ventas que llevó a cabo sobre acciones de Pescanova (1,9 millones de títulos) entre diciembre y febrero, justo antes de que se hiciera pública la crisis de la multinacional gallega.

Sin embargo, en el caso de las participaciones de Alqueire Comercio Internacional y The Iceland Investment Bank, Pescanova ya solicitó a la CNMV en agosto de 2012 dar de baja dichas participaciones.

En un escrito enviado por el grupo gallego a la CNMV el 14 de agosto de 2012, al que ha accedido este diario, dirigido a Paulino García, de la dirección de informes financieros y contables del organismo, Pescanova dice: “Nos dirigimos a usted en referencia a las participaciones significativas de un 5% y un 5,05% respectivamente del capital social de Pescanova que, a nombre de FBA-The Icelandic Investment Bank y Alqueire Comercio Internacional, figura en la página web de la Comisión”. La empresa añade que las sociedades mencionadas “no aparecían en el último certificado de Iberclear de asistencia a la Junta General ordinaria de 2012 celebrada el 13 de abril”. Y termina su escrito: “En estas circunstancias solicitamos a esa Comisión que inicie el proceso de inscripción, de oficio, de la baja de ambas participaciones”.

El grupo volvió a enviar una solicitud en los mismos términos a la CNMV el pasado mes de septiembre. Y en el informe de Gobierno Corporativo de Pescanova del ejercicio 2011 no hay ninguna referencia en el apartado de accionistas a las dos sociedades mencionadas.

KPMG tendrá listo su informe en unas semanas

La consultora KPMG tendrá listo su auditoría forensic sobre Pescanova “en próximas semanas”, informaron fuentes del sector. El grupo gallego informó el viernes día 5 de abril, de madrugada, en el mismo comunicado en el que anunciaba su decisión de pedir concurso, que se disponía a contratar los servicios de “un auditor forensic” para revisar los estados financieros de 2012.

Una empresa recurre a un auditor forensic cuando quiere que se investigue algo en particular que podría responder a irregularidades cometidas, explican expertos en consultoría consultados. Los mismos expertos precisan que en países como Estados Unidos en lugar de hablar de posibles “irregularidades” se habla de presunto “fraude”. El departamento de forensic de KPMG emplea técnicas de “computer forensic y data analytics” para detectar actividades fraudulentas, según la web del grupo.

Fuentes jurídicas indican que la Fiscalía Anticorrupción estudiará a fondo el informe forensic de KPMG, como también hará la CNMV. El juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, ha citado a Manuel Fernández Sousa y a otros ejecutivos del grupo como imputados para declarar los días 1 y 2 de julio.

El regulador del mercado comunicó el 15 de abril que la información aportada por Pescanova sobre sus cuentas de 2012 “no ha sido elaborada de acuerdo con los estándares de contabilidad exigibles”. Como consecuencia la CNMV, advirtió, “monitorizará” la auditoría de las cuentas que va a realizar KPMG. 

Deloitte, administrador concursal de Pescanova, está trabajando en el informe concursal que, previsiblemente, no tendrá listo hasta finales del mes de agosto.

Normas