Según su presidenta, Elvira Rodríguez

La CNMV propondrá normas para evitar casos como Pescanova

"Se ha llevado como si fuera una empresa con amo"

La CNMV quiere cerrar antes del verano un modelo único de informe corporativo

Elvira Rodríguez preside la CNMV
Elvira Rodríguez preside la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) propondrá cambios normativos a raíz del caso Pescanova, según ha adelantado hoy la presidenta de la entidad, Elvira Rodríguez. “En una empresa que tiene una marca muy conocida, se ha llevado como si fuera una empresa con amo. Nos hace daño reputacional a todos”, ha apostillado la presidenta durante su intervención en el I Foro Anual del Consejero organizado por la escuela de negocios IESE, KPMG, y el diario El País.

Rodríguez ha reconocido que le faltan determinados instrumentos en la normativa a la hora de hacer frente a casos como el de Pescanova: “No tenemos mecanismos para hacer que el daño se corrija. Tienen que ser los tribunales. Si conseguimos ir por delante, eso que llevamos ganado. Como consecuencia del caso Pescanova, propondremos algún cambio normativo”, ha concluido.

 Al ser preguntada por si la CNMV ha recibido demandas de los inversores respecto al problema que ha surgido en Pescanova, Rodríguez ha matizado que el supervisor ha recibido “muchas reclamaciones y denuncias”.

 “Hay algún accionista minoritario que no tuvo la información suficiente. La información que estaba dando Pescanova no parece muy acorde con la realidad de lo que está saliendo ahora”, ha señalado, por lo que ha explicado que esperará a que se ponga fin a la auditoría forense que se está realizando para así determinar la situación de la compañía.

Informe de buen gobierno

Además, la Comisión quiere tener listo antes del verano un modelo único y obligatorio de informe de gobierno corporativo y retribuciones para las empresas cotizada. Rodríguez ha explicado cuáles son las ventajas de las buenas prácticas de gobierno corporativo, entre las que ha destacado la mejora de la eficacia económica, el crecimiento y la confianza, así como el fomento de la estabilidad de los mercados.

En concreto, ha indicado que con estas prácticas se puede controlar mejor la gestión de riesgos y mejorar la confianza de los inversores, dos aspectos que se han deteriorado durante la crisis.

La presidenta de la CNMV ha recordado que en los últimos años se ha hecho evidente que las retribuciones de directivos y consejeros son demasiado “opacas y complejas”, al mismo tiempo que los sistema de incentivos “no penalizan la excesiva asunción de riesgos y, paradójicamente, pueden premiar el fracaso”.

No obstante, la responsabilidad no recae exclusivamente sobre las empresas, ya que, tal y como ha señalado la OCDE, los accionistas se han limitado a “reaccionar” a hechos ya consumados, por lo que es necesario construir un “verdadero compromiso” de la dirección de las empresas con sus accionistas.

Para garantizar que éstos acceden correctamente a información suficiente, Elvira Rodríguez ha recordado que la CNMV ya ha puesto en marcha distintas medidas, con objeto de mejorar la calidad y la cantidad de la información que reciben.

 

Normas