III Encuentro Yuzz

Una fiesta del joven emprendedor tecnológico

Algunos de los jóvenes participantes del III Encuentro Nacional Yuzz.
Algunos de los jóvenes participantes del III Encuentro Nacional Yuzz.

Los jóvenes talentos que participan en el programa Yuzz de la Fundación Banesto vivieron el pasado jueves en Madrid su gran fiesta del emprendimiento. La remodelada sede del Colegio de Arquitectos de Madrid acogió la celebración del III Encuentro Nacional Yuzz, que se está consolidando como una cita de referencia del emprendimiento tecnológico. 

El encuentro fue ante todo una fiesta. Conducido por el presentador de televisión Óscar Martínez, el programa de actividades incluía desde una muestra del talento joven, con la final del concurso Papers by Yuzz, en la que 30 grupos participantes daban a conocer durante 20 minutos sus proyectos a los asistentes, hasta el relato de la experiencia emprendedora de Amuda Goueli (Destinia.com), Clemente Cebrián (El Ganso) y Catalina Hoffmann (Vitalia) y su cara a cara con los jóvenes. En el concurso se pudo descubrir desde una red social de viajes o una plataforma para compartir el transporte de mercancías hasta un centro comercial virtual o un servicio de comercio electrónico para negocios. El proyecto ganador tendrá la oportunidad de viajar a Silicon Valley con el resto de los ganadores de los 33 centros Yuzz.

En esta edición de Yuzz participan más de 700 personas (frente a las alrededor de 400 que lo hicieron el año pasado), a las que Francesc Fajula, director general de la Fundación Banesto, animó, en su discurso de bienvenida, a aprovechar la oportunidad que se les brindaba. Fajula valoró el esfuerzo realizado por la fundación para sacar el proyecto adelante y destacó la colaboración de los 90 partners, locales y nacionales, a los que consideró fundamentales para que esta idea se haya convertido en una realidad.

El plato fuerte de la jornada fue el espacio Short Cuts, en el que Amuda Goueli, Clemente Cebrián y Catalina Hoffmann compartieron, en disertaciones de 15 minutos cada uno, sus experiencias de éxito empresarial, que resultaron ser también sus experiencias de fracaso. Porque todos coincidieron en que han sido los fracasos y las dificultades las que les han ayudado a perseverar en el proyecto en el que creían, a aprender más y a valorar la virtud del sacrificio.

El empresario egipcio Amuda Goueli, socio fundador de la agencia de viajes online Destinia.com, reconoció que lo que quería con su relato es hacer pensar, no dar consejos. Pero dio uno: “No aceptar consejos”. “Lo más importante es que la idea está ya hecha, no hay que dar marcha atrás”, recalcó. Y enfatizó que “se necesita inquietud, atrevimiento, lanzarse, y sacrificio: saber valorar las cosas”. Y también animó a los jóvenes Yuzz a aprovechar la oportunidad, porque, destacó, “un empujón es más importante que el dinero” para sacar adelante un proyecto.

Otra cosa en la que coincidieron los tres empresarios es en pensar que no se ha llegado a ninguna meta, que hay que seguir trabajando e investigando y crear otras líneas de negocio. “Yo apenas estoy empezando”, reconoció el cofundador, hace más de 10 años, de la empresa textil El Ganso Clemente Cebrián.

Tras reponer fuerzas en la comida, llegó por la tarde el momento del esparcimiento con el ya clásico Yuzz & fun, un espacio para que los Yuzz se conocieran mediante una divertida dinámica en la que participaron expertos profesionales. Un divertido fin de fiesta.

Qué es Yuzz

Concebido como un programa formativo y de acompañamiento, Yuzz trata de fomentar el espíritu creativo y emprendedor de jóvenes de 18 a 30 años con el fin de llevar al mercado sus ideas y proyectos innovadores de base tecnológica. Los seleccionados son acompañados durante el desarrollo de su idea innovadora, asesorados por expertos. Además, el mejor proyecto de cada centro consigue una plaza para viajar a Silicon Valley. Y los tres mejores proyectos recibirán una prestación económica: 30.000 euros el primero, 20.000 el segundo y 10.000 euros el tercero. El programa nació en 2009.

Normas