Breakingviews

Las cuentas de Vodafone

Los resultados previsiblemente grises de Vodafone son una especie de atracción secundaria. La pregunta clave para los inversores sigue siendo si el consejero delegado, Vittorio Colao, puede aceptar una buena oferta para que su socio Verizon Communications compre la participación de Vodafone en la empresa que comparten.

Las cifras anuales del gigante móvil, hechas públicas ayer, cumplieron en gran medida con los pronósticos de los analistas. Pero éstas reflejan unas expectativas menores. Los ingresos cayeron un 4,2% hasta los 44.400 millones de libras, mientras que su EBITDA se redujo un 3,1% hasta los 13.300 millones de libras. Sin embargo, su sociedad conjunta, Verizon Wireless, ayudó a incrementar el beneficio operativo ajustado, que repuntó un 9,3% hasta los 12.000 millones de libras.

Como era de esperar, Vodafone hace hincapié en lo positivo: el progreso de los datos, las ventas entre empresas y los mercados emergentes. Pero los mercados más débiles están en muy mal estado. El problema principal de la compañía es estratégico. La lucha por prosperar como operador solamente móvil en Europa. Otras grandes empresas de telecomunicaciones y cable están atrayendo clientes con paquetes combinados de la telefonía móvil, fija, banda ancha y televisión.

La lista de los dolores de cabeza europeos también incluye economías débiles y reguladores difíciles y pone de relieve la importancia de Estados Unidos. La adquisición de Verizon Wireless podría valorar la participación del 45% que posee Vodafone en unos 120.000 millones de dólares. El optimismo sobre un acuerdo se refleja en las acciones de la operadora: en la última década han cotizado de media un 17% por debajo de los objetivos de los analistas pero en 2013 esa diferencia ha desaparecido.

Sin embargo, las dos partes todavía parecen muy distantes en el precio, y en si el acuerdo podría evitar una gran factura de impuestos. Dado que los resultados de Vodafone no provocarán que mejore su valoración, parece que esta es correcta –a menos que, y hasta que haya acuerdo con Verizon.

Normas