El Ebitda de la 'teleco' baja un 15,4%

Vodafone España reduce sus ingresos un 11,5% en 2012 en plena guerra de tarifas

Una cliente habla por el móvil frente a una tienda Vodafone
Una cliente habla por el móvil frente a una tienda Vodafone

La crisis y la guerra de tarifas volvieron a penalizar a Vodafone España en el ejercicio que acabó el pasado 31 de marzo. Según los datos publicados por la matriz, la empresa registró unos ingresos por servicios de 4.446 millones de euros, un 11,5% menos que en el año anterior (un 16,7% menos en términos reportados). Los ingresos totales disminuyeron un 13,1%.

Por segmentos, los ingresos por los servicios de voz bajaron un 20,7% hasta 2.658 millones de euros, por un descenso del 33,7% de los ingresos procedentes de los mensajes SMS hasta 218 millones. Los ingresos por datos subieron un 16,5% hasta 874 millones, mientras que los procedentes del negocio fijo se redujeron un 2,9% hasta 386 millones.

La compañía ha indicado que la crisis y el aumento del paro en España ha llevado a los usuarios a optimizar su gasto, señalando que la base de de clientes se ha reducido tras la decisión de eliminar los subsidios en la compra de terminales. Vodafone dijo también que la competencia sigue siendo muy dura con un incremento de la popularidad de las tarifas convergentes.

En términos de rentabilidad, Vodafone España redujo su ebitda un 15,5% orgánicamente (un 21% reportado) hasta 942 millones de libras (unos 1.111 millones de euros). El beneficio operativo ajustado bajó un 35,2% hasta 342 millones de libras.

El margen de Ebitda, no obstante, se situó en el 24,1%, sólo 0,9 puntos porcentuales menos que en el ejercicio anterior. Vodafone ha precisado que, de excluir los costes de reestructuración (principalmente el ERE que afectó a cerca de 600 personas), el margen de Ebitda en el segundo semestre del año habría crecido 1,6 puntos porcentuales, gracias a la bajada de los costes comerciales y operativos.

“El Ebitda estuvo afectado por los menores ingresos y el impacto de los costes de reestructuración, compensados con las mayores eficiencias operativas y comerciales”, ha indicado Vodafone.

Según ha explicado la matriz, Vodafone España redujo las inversiones un 12,1% durante el pasado ejercicio hasta 377 millones de libras (unos 444 millones de euros), mientras que el flujo de caja libre operativo disminuyó un 26% hasta 503 millones.

La cartera de clientes de telefonía móvil cerró con 14.396.000, de los que un 68% corresponden a usuarios de contrato. En el último trimestre, la base de clientes de prepago se redujo en 740.000.

En el conjunto del sur de Europa, los ingresos bajaron un 11,6% por la debilidad económica, el aumento de la competencia y el recorte en las tarifas de interconexión.

Los ingresos del grupo Vodafone bajaron un 1,4% en términos orgánicos, hasta 44.445 millones de libras (unos 52.445 millones de euros) en el ejercicio que concluyó en marzo. En términos reportados el descenso fue del 4,2%. Los ingresos por servicios bajaron un 1,9% orgánicamente hasta 40.942 millones de libras, y un 4,5% en términos reportados.

Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, admitió que su compañía se vio penalizada por las malas condiciones económicas, especialmente en el sur de Europa, y el adverso escenario regulatorio en el Viejo Continente.

La operadora señaló que en este segundo semestre ha realizado un saneamiento de 1.800 millones de libras por el deterioro de su negocio en el sur de Europa. En el conjunto del ejercicio, el saneamiento total por la pérdida de valor de sus filiales en Italia y España asciende a 7.700 millones. En el caso de España, el saneamiento, que asciende a 3.200 millones, se anunció a la conclusión del primer semestre. “En el segundo semestre no ha habido ningún cambio”, señalan desde Vodafone.

La compañía, no obstante, anunció un incremento del dividendo del 7%.

Las acciones de Vodafone suben ligeramente a la apertura y rondan la cota de los 198 peniques. El pasado viernes, al calor de la posible venta de la participación del 45% en la estadounidense Verizon Wireless, los títulos del grupo británico marcaron un máximo anual de 199 peniques.

Normas