Breakingviews

LVMH y Hermès: lucha de carteras

El magnate del lujo Bernard Arnault comenzó a adquirir una participación del 14% en Hermès casi 10 años antes de que lo revelara en 2010. Eso –y los complejos métodos utilizados por Arnault para eludir las reglas de transparencia francesas– es la principal revelación de un informe inminente de la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) sobre cómo la firma LVMH, controlada por Arnault, se abalanzó sigilosamente sobre su rival, según informa el diario Le Monde.

El hombre más rico de Francia parece haber utilizado muchas de las lagunas existentes en la regulación para tomar la delantera a la familia Hermès. LVMH tiene la intención de impugnar estas informaciones. El regulador francés aún tiene que decidir si el comportamiento de la emrpesa merece un castigo. A lo sumo, podría darle un tirón de orejas, lo que no cambiaría mucho las tablas en que se encuentran las acciones de Hermès.

LVMH posee hoy más del 22% del fabricante de artículos de piel de alta gama. La familia Hermès, que presentó varias denuncias contra su mayor competidor, se ha reagrupado a través de un pacto entre accionistas y controla más del 50%. Arnault siempre ha dicho que Hermes es sólo una inversión de cartera –podría ganar 2.000 millones de euros después de que las acciones se hayan multiplicado por 2,5 en los últimos tres años.

Arnault parece haber utilizado las lagunas en la regulación para tomar la delantera a la familia rival

Pero nadie se cree que no esté también buscando el control. Para ello, tendrá que esperar hasta que la familia se ablande –o se rompa. Podría estar esperando mucho tiempo. Si el multimillonario francés, como alega la AMF, comenzó amasando su participación en 2001, entonces uno puede al menos creerle cuando dice que es un inversor a largo plazo.

El movimiento de Arnault sorprenció en 2010 porque usó opciones con liquidación en efectivo para aumentar su participación y luego decidió recibir la liquidación en acciones. La laguna principal es que estos derivados no estaban sujetos a los requisitos de divulgación. En cuanto a la disputa sobre la hostilidad o no de Arnault, este pasa demasiado tiempo desmintiendo que siempre tuviera un plan a largo plazo para hacerse cargo de Hermès. ¿Y qué si lo hizo?

Normas