Créditos al grupo Marsans

Las otras causas pendientes del expresidente de Caja Madrid

Las irregularidades que rodearon la compra del City National Bank of Florida por parte de Caja Madrid en 2008, causa que derivó ayer en una orden de ingreso en prisión para su entonces presidente, Miguel Blesa, no son el único asunto pendiente que el banquero tiene con la Justicia.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, el mismo que lleva la causa por el banco de Miami, también investiga al expresidente de Caja Madrid por los cuantiosos créditos que concedió al entonces consejero de la entidad Gerardo Díaz Ferrán. Más celebre por haber presidido la CEOE y ser el propietario del Grupo Marsans, Díaz Ferrán permanece en prisión provisional desde diciembre por supuestos delitos de blanqueo de capital y alzamiento de bienes.

Según ha trascendido esta misma semana, Caja Madrid prestó 131 millones de euros a Díaz Ferrán, sus empresas y familiares entre 2003 y 2010. Esta cuantía incluye los 26,6 millones de euros que la entidad madrileña concedió al Grupo Marsans en 2008 y que fue refinanciado a 10 años, ya bajo la presidencia de Rodrigo Rato, poco antes de que el grupo presentara el concurso de acreedores, según consta en el informe pericial que el juez Silva encargó a la auditora KPMG.

A petición del sindicato Manos Limpias, tanto Blesa como Díaz Ferrán han sido imputado por el supuesto carácter “doloso” de dicho préstamo, acusados de delitos societarios y de falsedad documental. El informe de KPMG reconoce que hubo “defectos de tramitación” en la operación, que complicaron la necesaria aprobación de la Comunidad de Madrid.

En paralelo, el juez Fernando Andreu ha preguntado a la Fiscalía Anticorrupción si debe investigar a Blesa, así como al expresidente de la CNMV Julio Segura, y el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez por la comercialización de las participaciones preferentes de Bankia, a raíz de una querella impuesta por UPyD.

 

 

Normas