Presencia en los nuevos programas de Airbus y Boeing

La industria aeronáutica vasca crecerá un 5% este ejercicio

Los fabricantes vascos de componentes aeronáuticos seguirán ganando músculo en el mundo. Ahora representan el 1% de la industria europea, porque en 2012 sumaron unas ventas de 1.584 millones (un 11,6% más que en 2011), con una cifra global de empleo de 12.059 profesionales (un 4,1% por encima de la plantilla global en este ámbito, con respecto al ejercicio comparado).

Y la evolución al alza continuará en 2013, según las previsiones del cluster vasco (asociación) Hegan, que representa a la mayoría de este sector en Euskadi. La estimación es de un crecimiento del 5% en facturación sobre la comentada cifra de negocio de 2012. Las bazas serán la participación en los nuevos programas de los constructores de aeronaves Airbus, Boeing y Bombardier, entre otros.

Para 2013 está previsto el primer vuelo del avión A350XWB de Airbus, equipado por fabricantes vascos como ITP (en el apartado de motores), y por Aernnova y Aciturri (en el ámbito de las estructuras). El sector vasco también se beneficiará de las nuevas entregas del CSeries, el avión de la multinacional canadiense Bombardier con capacidad máxima de 130 pasajeros. Y no hay que olvidar que a medio plazo las empresas vascas integradas en Hegan estarán presentes en las nuevas versiones de los aviones A320 de Airbus y de Boeing, unas unidades cuyo lanzamiento está previsto para el periodo 2015-2016.

El modelo 787 de Boeing parece que ha superado sus problemas con las baterías, según comentó ayer Ignacio Mataix, presidente de Hegan, quien dijo que las aerolíneas japonesas retomarán sus vuelos con este aparato a partir del próximo 1 de julio. Superadas esas incidencias, Boeing pudiera construir este año hasta 84 unidades de este modelo, también conocido como Dreamliner.
Además, el sector vasco de componentes aeronáuticos está presente en el negocio de Defensa, afectado por los recortes presupuestarios de los países del ámbito comunitario, unas cuentas también lastradas por la crisis. Así, Airbus entregará este año las primeras cuatro unidades del avión de transporte A400M. En 2014 serán otras diez. Y la hoja de suministros de 2015 llegará a los 25 aviones de este modelo.

El citado CSeries de Bombardier abordará además en 2014 un “proceso de fabricación más intenso”, según José Juez, director gerente de Hegan.

Tanto Juez como Mataix recordaron ayer en Bilbao las dificultades de financiación que encuentran las empresas aeronáuticas, “como las de otros sectores”, especificó el presidente de Hegan, aunque también matizó que son proyectos a largo plazo que obligan a inversiones de 50 a 100 millones. De momento, ninguna de estas empresas se ha quedado fuera de algún programa de las multinacionales por falta de acceso a créditos. “Son oportunidades que no hay que dejar escapar” [sobre la posibilidad de participar en los motores o estructuras de algún avión nuevo], “porque luego pasan muchos años hasta que puedes volver a participar”, concluyó Mataix.

El sector es muy intensivo en tecnología (invierte en I+ D+i el 12,2% de las ventas totales). Y es muy internacional (el 61,9% procede del exterior).

Personal de muy alta o alta cualificación

La clave que ha ayudado a la industria aeronáutica vasca a la hora de sortear la crisis ha sido la muy alta o alta cualificación de su personal en el 70% de los casos. El 30% restante, los operarios que se aplican a a diario en las fábricas, también tienen unos elevados niveles de formación profesional, en un sector donde ninguna pieza puede fallar en vuelo, por obvios motivos de seguridad. En el apartado negativo, los socios de Hegan tienen una alta dependencia de Europa, donde dirigen el 55,1% de sus ventas, aunque se trata de clientes “intermedios”, como Airbus y Rolls-Royce, puesto que las unidades son luego adquiridos por aerolíneas de otros continentes.

La presencia de Latinoamérica, sobre todo por el caso de Brasil, sigue ganando cuota. En 2012 alcanzó ya al 39,8% de las ventas totales. El país carioca es un cliente preferencial. Allí se nota la presencia del constructor local Embraer. Concentra el 17,3% de los pedidos totales. Pero Alemania sigue siendo una referencia con el 21,2% del negocio global, sin olvidar a Reino Unido (el 21,4%).

En Hegan se integran constructores tan conocidos como ITP(Ignacio Mataix es su director general) o Aernnova, sin olvidar a Sener, el principal accionista del primero de los citados. En 2012 se han beneficiado de la buena marcha de las multinacionales Boeing y Airbus, que entre ambas entregaron 1.200 aviones. José Juez, director gerente de Hegan, está promoviendo la colaboración entre los diferentes clusters aeronáuticos de Europa para dar una mayor respuesta a esas dos multinacionales. “Con el roce se hace el cariño”, dice Juez, en el sentido de que la suma de esfuerzos traerá más pedidos de Airbus y Boeing. En el horizonte están los competidores asiáticos de costes bajos.

Normas