La Asociación Hipotecaria ve un futuro con “menos crédito y más caro”

La banca advierte sobre el efecto negativo de una regulación excesiva para los préstamos

“Lo que vemos es un futuro de menos crédito, que necesariamente rentable para las entidades, será por lo tanto más caro para la clientela”, ha avanzado esta mañana el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, en unas jornadas sobre la reforma hipotecria organizadas por Asociación para el Progreso de la Dirección y la Sociedad de Tasación.

En un repaso general a las variables que pueden incidir en la concesión de crédito a medio plazo, el representante de la banca ha defendido que “la variable macroeconómica es bastante negativa”, alegando que los bajos tipos de interés, no por facilitar la liquidez resultan menos nocivos para el tratamiento del riesgo.

Mejor consideración le ha supuesto la evolución del mercado inmobiliario que, visto que el español sigue teniendo un espíritu eminentemente comprador, “traerá demanda de crédito” hipotecario cuando sea posible. Respecto a la actuación del sistema financiero, González la calificó “con tibieza”, aduciendo que poco a poco la mejoría de los balances le permitirá volver a conceder préstamos.

“El marco regulatorio, lo tenemos en observación”, ha anunciado. “Todo lo que sea una legislación más costosa y entrometida en los circuitos financieros, encarecerá y dificultará el crédito”, ha advertido.

“Sea bienvenido todo cambio regulatorio que haga más transparente y competitivo el mercado. Pero justo hasta ese punto”, ha alertado González. “Hay que ver muy bien hasta qué punto puede permitir una actividad normalizada de crédito. La regulación nos tiene que ayudar en competitividad, competencia, transparencia, pero hay que medir cuál es el camino. Y ahí han aparecido modelos donde las causas y los efectos no han estado suficientemente bien definidos. No hemos sabido cuál era el problema real por el que la gente dejaba de pagar las hipotecas. En ese sentido hemos estado tonteando con algunas reformas estructurales”, ha argumentado.

Así, entre los cambios legislativos que pueden tener un efecto negativo sobre le grifo del crédito, el responsable de la AHE ha citado normativa europea y española, entre las cuáles se encontrarían las nuevas exigencias de provisiones o capital, así como la reciente reforma hipotecaria.

“Hemos visto encenderse las alarmas por procesos de reforma del enjuiciamiento civil que no se entienden muy bien. Son medidas que los inversores tenderán a ver con incertidumbre y si eso es así, redunda en una percepción más negativa del mercado y en la restricción crediticia”, ha referido sobre la normativa hipotecaria.

Normas
Entra en El País para participar