Las exportaciones superan por primera vez a las importaciones
Jaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio.
Jaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio.

España logró en marzo el primer superávit comercial de la historia

De enero a marzo se ha pasado de un déficit de 3.498 a un superávit de 600 millones

El alza de las ventas se ha visto acompañada de un nuevo ajuste de las compras

El sector exterior sigue corrigiendo sus desequilibrios a marchas forzadas, impulsado por la pujanza de las exportaciones y el desplome de las importaciones ante el menor consumo y la menor inversión. La conjunción de todos esos factores ha provocado, en primer lugar, una corrección sin precedentes del déficit corriente, que mide la diferencia entre gastos e ingresos por transacciones internacionales. Este indicador tocó máximos históricos en 2007, cuando llegó a superar los 100.000 millones de euros, una cantidad equivalente al 10% del PIB. Desde esa fecha se empezó a reducir de forma paulatina y la velocidad de ajuste se ha incrementado especialmente en los dos últimos ejercicios. A finales de 2012, el déficit corriente cerró en 8.257 millones, lo que supuso un ajuste del 60% respecto al anterior ejercicio. En el plan de estabilidad enviado a Bruselas, el Ejecutivo prevé que este año ya se cerrará con un saldo positivo. Y la misma tendencia parece que va a seguir el déficit comercial, que mide el saldo negativo entre exportaciones e importaciones. Este indicador bajó de 39.726 millones en 2011 a 24.927 millones en 2012. La subida de las exportaciones (Bruselas prevé que lidere el crecimiento en la UE este año con un alza del 4,2%) y la caída de las importaciones, como consecuencia del menor consumo y del efecto sustitución (se consumen productos nacionales menos costosos que venidos de fuera), han provocado que se haya registrado en marzo el primer superávit comercial de la historia en España, con un saldo positivo de 600 millones.

 ¿Se acabó el déficit con Alemania?

Eso significa que por primera vez en la historia España vende más bienes y servicios de los que compra. Así lo avanzó ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Ecofin. En los tres primeros meses del año, España ha pasado de registrar un déficit comercial de 3.498 millones a un superávit de 600 millones, lo que supone un ajuste de 4.000 millones en un trimestre. Los datos definitivos de la balanza comercial de marzo serán presentados por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, en una rueda de prensa que se celebrará el próximo viernes. En la presentación se podrá conocer, por ejemplo, si España ya ha logrado superávit comercial con Alemania, que era uno de los pocos países de la zona euro con los que todavía no lo había conseguido. Los últimos datos, correspondientes a febrero, mostraban como España vendía más que compraba a Francia (superávit de 657 millones), a Bélgica (44), a Italia (277) y a Portugal (385). Incluso, en el análisis de la UE, tenía una posición excedentaria con Reino Unido (606 millones). En la zona euro tenía superávit comercial con once países y déficit con otros seis. El mayor correspondió a Alemania, con un déficit de 232 millones, seguido por Holanda (221) e Irlanda (80).

En febrero, la economía española registró un déficit comercial global de 1.184 millones de euros, con comportamientos muy diferenciados por zonas geográficas. Por un lado hubo superávit comercial con la UE (1.486 millones) y un leve déficit con América (340 millones), mientras que los intercambios con África, Oriente Medio y Asia fueron los más deficitarios, por las compras de energía y de manufacturas de consumo.

Normas