De las 3.322 solicitudes tramitadas, 238 se resolvieron con daciones en pago
El código de buenas prácticas hipotecarias no cubre dos de cada tres peticiones

El código de buenas prácticas hipotecarias no cubre dos de cada tres peticiones

Se han registrado 4.385 peticiones en el primer año que lleva el código en marcha

De las 3.322 solicitudes tramitadas, 2.190 fueron rechazadas por los requisitos exigidos

Un año después de la aprobación del código de buenas prácticas bancarias que el Gobierno aprobó para suavizar el problema de los desahucios hipotecarios, 4.385 familias han intentado acogerse bajo su protección. De los 3.322 casos que ya han sido tramitados, sin embargo, 2.190 fueron directamente denegados por las exigentes condiciones que requiere la norma para amparar a los afectados.

Desde su puesta en marcha, en concreto, el código de buenas prácticas, se limitó básicamente a deudores hipotecarios sin empleo ni otros ingresos. Una barrera demasiado alta, según ha terminado admitiendo el propio Gobierno que ampliará los colectivos beneficiarios con la nueva reforma hipotecaria.

Al igual que ocurre con la moratoria sobre los desahucios, el código se dirigirá ahora a familias numerosas, monoparentales, con hijos menores de tres años, discapacitados o deudores en el paro cuyas rentas no superen tres veces el IPREM (unos 19.000 euros al año).

El código, una hoja de ruta de reestructuración de la deuda hipotecaria que culmina con la dación en pago si no hay alternativa, solo ha permitido esta vía, la cancelación de la deuda con la entrega de la vivienda, en 298 casos, según ha informado el Ministerio de Economía.

En 594 casos, la solución ha consistido en abrir un proceso de reestructuración de la deuda, dos expedientes más se saldaron con quitas y 238 familias desistieron a lo largo del proceso.

Finalmente, hasta alcanzar las 4.385 solicitudes registradas por 27 bancos y 19 cooperativas de crédito, 1.063 expedientes se encontraban pendientes de tramitación al cierre del primer trimestre del año.

De obligado cumplimiento solo para sus firmantes, el código se puso en marcha en abril de 2012 y cuenta con en la actualidad con 97 entidades adheridas, lo que incluye al grueso del sector bancario, exceptuando las financieras de la banca.

Normas