“No podemos prometer cosas que no podemos cumplir"

Schäuble ve necesario reformar los Tratados para completar la unión bancaria

Las normas vigentes no permiten crear una autoridad única de liquidación, según Berlín

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaüble.
El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaüble. EFE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha avisado este lunes de que la unión bancaria -iniciativa que España, Francia o Portugal consideran urgente para salir de la crisis- no podrá completarse sin una reforma de los Tratados, que podría llevar varios años.Los Tratados vigentes “no son suficientes para anclar sin lugar a dudas una nueva autoridad de resolución central y fuerte”, sostiene Schäuble en un artículo publicado en el periódico británico Financial Times.

La nueva autoridad única de liquidación de bancos en crisis, que contaría con un fondo de resolución único prefinanciado por la banca, está considerada como el segundo pilar de la unión bancaria, después de que el Banco Central Europeo (BCE) asuma las tareas de supervisor único. La Comisión Europea tiene previsto presentar las propuestas legislativas para crearla en junio, sin necesidad de reformar los Tratados.

“No podemos prometer cosas que no podemos cumplir. Las previsiones excesivamente optimistas sobre que el supervisor único empezaría a trabajar ya en enero de 2013 costaron credibilidad a la UE”, critica el ministro alemán de Finanzas.

“Si hay una actividad que necesita una base legal sólida es la resolución”, insiste Schäuble, ya que se trata de “repartir los costes de los riesgos, si se materializan, entre los participantes”. “La UE no tiene medios coercitivos para hacer aplicar decisiones”, sostiene.

“Los cambios limitados de Tratados no sólo proporcionarían una base legal sólida para la autoridad europea de resolución. También crearían una mejor separación entre supervisión y funciones monetarias en el BCE”, insiste el ministro alemán de Finanzas.

Schäuble admite que “modificar los Tratados cuesta tiempo” y por ello propone un enfoque en “dos fases” que “podría empezar con un mecanismo de resolución basado en una red de autoridades nacionales” y en una red de fondos nacionales de resolución, como el fondo de garantía de depósitos español.

“Esta sería una unión bancaria con estructura de madera y no con estructura de acero”, reconoce el ministro de Finanzas alemán. “Pero cumpliría su objetivo de comprar tiempo para crear la base legal para nuestro objetivo a largo plazo: una unión bancaria auténticamente supranacional y europea, con autoridades centrales y fuertes y que cubra todo el mercado interior”, concluye.

 

Normas
Entra en El País para participar