El presupuesto, cuestión de prioridades

Estas queridas fechas en las que toca rendir con Hacienda son un buen momento para pensar a qué destinamos, y a qué no, nuestros impuestos. Según la doctrina de que no hay dinero, hemos visto cómo se han recortado, motosierra mediante, ayudas a personas dependientes, fondos para investigación, se ha amagado con cerrar urgencias sanitarias o se han subido todos los impuestos.

Quizá, más útil que entrar en discusiones circulares sobre si hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, o sobre si una familia puede o no gastar más de lo que gana, pueda ser interesarse sobre qué se gasta dinero el Estado y en qué no.

No solo hablo del rescate a Bankia y otros bancos (o, mejor dicho, del rescate a sus acreedores), algo que mal que bien todo ciudadano sabe que paga con sus impuestos. Tampoco del inminente rescate de las autopistas, que supondrá enterrar varios miles de millones de dinero de nuestros impuestos para ingresar en empresas que llevaron a cabo proyectos tan absurdos como construir autopistas de pago al lado de autovías gratuitas.

Podemos tomarnos la molestia de leer el BOE (o, al menos leer al alguien que sí se lo lea) y ver para qué sí hay dinero. Aun con retraso de meses, la ley de presupuestos siempre nos da alguna sorpresa, que cuantitativamente no suele ser tan significativa como los lamentables "rescates" citados, pero sí indica bien el funcionamiento de este país. Y ya después hacemos la declaración.

Ejemplo: los eventos de interés especial. Son acontecimientos que, al obtener esta calificación del Ejecutivo, gozan de los máximos beneficios fiscales previstos por la normativa. Particulares o empresas podrán deducirse del 35% al 40% de las donaciones realizadas a los consorcios que patrocinan estos eventos. Además, se podrán deducir el 15% de los gastos que, “en cumplimiento de los planes y programas de actividades establecidos por el consorcio o por el órgano administrativo correspondiente, realicen en la propaganda y publicidad de proyección plurianual que sirvan directamente para la promoción del respectivo acontecimiento”, según la normativa.

Uno podría pensar que estos acontecimientos de especial interés son eso, eventos excepcionales, que justifican el aporte de dinero público en tiempos de escasez porque los beneficios comunes que traen lo justifican.

Ésta es la lista de eventos especiales incluida en el BOE del 28 de diciembre.

  • Actos de celebración del VIII Centenario de la Peregrinación de San Francisco de Asís a Santiago de Compostela (1214-2014).
  • 3.ª edición de la Barcelona World Race
  • Programa de preparación de los deportistas españoles de los juegos de «Río de Janeiro 2016»
  • «V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa a celebrar en Ávila en el año 2015»
  • «Año Junípero Serra 2013»
  • Evento de salida de la vuelta al mundo a vela «Alicante 2014»
  • [Este es mi favorito] Año Santo Jubilar Mariano 2013-2014 en la Real Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora del Rosario, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de la Esperanza Macarena en la ciudad de Sevilla.

Como es patente, todos estos acontencimientos son clave para el futuro desarrollo de la economía y/o la sociedad españolas. Pero no son los únicos que tendrán beneficios fiscales. Rebuscando un poco más, el propio ministerio nos ofrece una lista actualizada de estos eventos de interés especial, la mayor parte de ellos aprobados en los presupuestos de 2012. Aquí están: 

  • Vitoria- Gasteiz Capital Verde Europea 2012.
  • Campeonato del Mundo de Vela (ISAF) Santander 2014.
  • Programa «El Árbol es Vida»
  • IV Centenario de las relaciones de España y Japón a través del programa de actividades del «Año de España en Japón».
  • «Plan Director para la recuperación del Patrimonio Cultural de Lorca»
  • Programa Patrimonio Joven y el 4º Foro Juvenil Iberoamericano del Patrimonio Mundial.
  • «Universiada de Invierno de Granada 2015».
  • Campeonato del Mundo de Ciclismo en Carretera Ponferrada 2014.
  • «Creación del Centro de Categoría 2 UNESCO en España, dedicado al Arte Rupestre y Patrimonio Mundial».
  • «Barcelona World Jumping Challenge».
  • Campeonato del Mundo de Natación Barcelona 2013.
  • «Barcelona Mobile World Capital».
  • «3,ª edición de la Barcelona World Race».
  • 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial (París, 1972).
  • Campeonato del Mundo de Tiro Olímpico «Las Gabias 2014»
  • «VIII Centenario de la Catedral de Santiago de Compostela»
  • «500 años de Bula Papal».
  • «2012 Año de las Culturas, la Paz y la Libertad»
  • «Año de la Neurociencia».
  • VIII Centenario de la Batalla de las Navas de Tolosa (1212) y del V de la conquista, 
  • anexión e incorporación de Navarra al reino de Castilla (1512).
  • «Año Santo Jubilar Mariano 2012-2013 en Almonte (Huelva)».
  • 2014, Año Internacional de la Dieta Mediterránea

Hay, además, algún programa activo heredado de años anteriores, como los dedicados a los mundiales de baloncesto y balonmano o el aniversario de El Greco. 

No voy a valorar hasta qué punto los 500 años de bula papl o o la Barcelona World Jumping Challenge (creo que son saltos de caballos) merecen o no fondos públicos. Me llama la atención que algunos de los acontecimientos citados no tengan ni siquiera página web propia, pero bueno, eso serán manías mías.

Lo que sí importa más es la aparente alegría con la que se aportan prebendas, y la falta de transparencia sobre el coste para el erario público. Si el Estado considera que todos estos eventos merecen ser pagados parcialmente con nuestros impuestos, como por ejemplo el Año de la Neurociencia, podría asignar una partida presupuestaria al respecto. Al canalizar la subvención de forma indirecta, solo conocemos el coste para el contribuyente a toro pasado. Eso, con mucha suerte.

Gracias a Jaume Viñas, entre las 250 páginas de la memoria tributaria de 2010 puedo encontrar qué paso en 2009 (hace cuatro años, pero es el último dato disponible) con las subvenciones a estos actos de especial interés: 103 millones de euros. No, no es una cantidad que nos vaya a arreglar el déficit. Pero, por comparar, las deducciones por investigación y desarrollo sumaron 327 millones de euros. O las deducciones por protección al medio ambiente, 34,4 millones. En fin, solo es una ínfima parte de lo que podríamos haber ahorrado en aeropuertos vacíos, líneas de alta velocidad vacías o cajas mágicas vacías. Pero es dinero.

Aunque, quizá, puestos a tirar el dinero en infraestructuras, quizá el récord no por cantidad sino por estupidez, esté en manos del circuito profesional de BMX construido en Madrid. Hicieron uno para Madrid 2016 en un extremo de la ciudad: 2,5 millones del ala para esto. Y para 2020, nada mejor que planear un segundo circuito de BMX, con un coste de otros ocho millones porque, claro, el circuito inicial es ya un campo de malas hierbas. Porque evidentemente, en España ni nos hemos planteado que Madrid renuncie su candidatura olímpica. Faltaría más.

Música contra la crisis. John Cochran, Summertime Blues

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí

Comentarios

Que lastima! Viendo el TITULO del articulo esperaba encontrar una discusion sobre cuanto dinero se dedica a sanidad, cuanto a pensiones, al ejercito, a educacion, infraestructuras, desempleo, etc.Quizas incluso una prediccion de como estaran estas partidas dentro de 10, 20 o 30 anios dependiendo del crecimiento del PIB, del envejecimiento de la poblacion, etc.Viendo los TITULOS de los eventos patrocinados no veo tampoco muchos que sean absurdos y estoy convencido de que la mayoria fueron de cierto interes cultural (como cabe esperar si se patrocinaron 200 eventos siempre habra 10 o 20 con unos titulos/contenidos absurdos).
En el Reino Unido te descuentan exactamente de la nómina lo que te corresponde, así que después no tienes que hacer ninguna declaración de la renta.Además, no te descuentan de más así que no tienes que pedir la devolución, lo que quiere decir que el Estado no te roba para después devolverte el dinero un año después sin intereses.Tampoco te roban dinero del banco con eso de los rendimientos del capital.Lo que quiere decir asimismo que no hace falta tanto burócrata viviendo del Presupuesto.En Italia hay más gente trabaando para la Hacienda Pública que Estados Unidos, aún teniendo este país más población que Italia.España tiene que aligerar el asunto de la declaración de la renta, con un tipo mucho más reducido, más gente exenta, y empezar a reducir drásticamente el número de gente que trabaja, y cobra, en la Administración.Y de paso terminar con ese absurdo del empleo de por vida, que hace que nos traguemos 2 millones y medio de funcionarios aunque sea a costa de comerle la pensión a gente que casi no tiene para vivir.
Totalmente de acuerdo con el articulista y con los dos comentarios anteriores. Y añado mi granito de arena: el clientelismo es una afición enfermiza en este país, y por tanto cabría calificarlo de puro vicio. Y aparte de la relación de actividades que presenta el artículo, pensemos que hay cientos sino miles de actividades que tienen un "tratamiento especial" pues siempre hay un político o funcionario dispuesto escuchar y seguramente a poner la mano. A modo de ejemplo presento esta lista, que no debe considerarse exhaustiva:*el cine español, cuanto más subvencionado, más malo, con honrosas excepciones afortunadamente*el futbol ¿como puede ser que la comunidad valenciana ayude tanto al Valencia Club de futbol? Si estan arruinados, que cierren, como cualquier empresa.*la feria de Abril. En BCN el ayuntamineto pone 300 mil EUR cada año. Por que? Quien decide que es una actividad tan necesaria?*televisiones autonómicas*subvenciones a la compra en el sector del automovil*ayudas a sectores agricolas (si no son rentables, que cierren y punto). Porque unas empresas sí y otras no reciben ayudas??*ayudas al carbon (de esto llevamos ya decenios, acabará algún día??)En fin, el poquito dinero que hay, para lo realmente necesario: salud y educación de calidad, el resto es prescindible.
Yo, francamente creo que algunos no han entendido el tema del artículo. Se trata de una disquisición sobre a que dedicamos las deducciones directas que podemos hacernos en los impuestos: incluso más allá de cuestionar si son apropiadas ó no, sino también sobre el propio sistema, que puede considerarse bastante opaco, al no tener un conocimiento claro de las cantidades que se destinan a estos eventos hasta que ya han pasado (no sabemos la cantidad exacta porque no se hace destinando una partida en los presupuestos). Lo que seguro que no es el artículo, es una invitación a despotricar a aquellos que son fans de E.A. y sus "mamandurrias", porque las subvenciones a cada sector están, claritas y por su importe, en los presupuestos, de manera que el Estado no sólo controla sus fines, sino también sus importes. Es una reflexión sobre nuestro sistema fiscal y la transparencia de los medios que usa para priorizar objetivos.
Por cierto ¿cuántas "mamandurrias" privadas se cocinan con esos fondos? Que yo sepa no son los funcionarios los que presionan para que se organicen toda esa tira de eventos con fondos públicos o públicamente muñidos a costa del contribuyente/consumidor. Ya se sabe qué empresas son las que aportan "voluntariamente" los fondos para todos estos eventos: preferentemente empresa de sector regulado que depende de permisos, licencias y demás de los ayuntamientos y comunidades autónomas y a la que además de desgravarse fiscalmente lo aportado se le permite impunemente repercutir los costes (y algo más de propina) en los consumidores porque normalmente opera en sectores de precios administrados.
Y yo que creía que todos esos "eventos" transcendentales no sólo se autofinanciaban sino que además tenían no sé cuántos efectos multiplicadores, como siempre dicen los sesudos estudios que contratan los políticos promotores de los eventos.
Estimado anglófilo del comentario 2.Antes de ponerse a despotricar sobre el número de funcionarios - sobre su trabajo, su organización y (sobre todo) sobre sus las más de las veces digitalmente elegidos gestores y mandos hay mucho que hablar- hay que enterarse.En UK a cada empleado publico ( esos que no producen y se comen las pensiones y los impuestos) le corresponden 10 britanitos. En España tenemos 15 españolitos para cada funcionario.Ahoria siga con sus manias, pero sepa que solo Austria puede dar lecciones númericas. De la eficacia hablamos otro día
Hombre,ma, si ya lo sabías y aun perseveras...porque he encontrado un comentario de un tal MA en un blog sobre ese tema ..¿Me equivoco?
Normas