Hace dos semanas rebajó la rentabilidad de la cuenta Coinc

Nuevo tijeretazo al pasivo: los depósitos de Bankinter caen un 0,25%

Primero fue la rentabilidad de la cuenta Coinc y la semana pasada llegó el turno de los depósitos. Bankinter continúa adelante con su programa de reducción de rentabilidades de los productos destinados al pequeño ahorrador. Estos recortes se producen tan solo dos semanas después de que el BCE anunciara que situaba el precio del dinero en el 0,5%, es decir, en su mínimo histórico. 

Era de esperar que con las nuevas medidas adoptadas por el regulador europeo, las entidades ajustaran unos tipos que en los últimos meses se encontraban lejos de los niveles que registraban en el mismo periodo de 2012. Después de las recomendaciones del Banco de España, a comienzos de mayo Mario Draghi anunció que bajaba los tipos de interés un 0,25%, lo que supone acabar de una vez por todas con lo que hasta el momento quedaba de la guerra del pasivo.

Los cambios acometidos por Bankinter consisten en una rebaja generalizada de las rentabilidades de gran parte de sus depósitos. En concreto, la entidad ha recortado un 0,25% los tipos de sus depósitos a 13, 24 meses, que pasan de ofrecer un 2,25% a un 2%, y del depósito a 25 meses cae del 2,75% anterior al 2,50% de ahora.

Pero los cambios no se quedan ahí. Los depósitos smart Bankinter también corren la misma suerte. Así, los de tres y seis meses pasan del 1,75% al 1,50% mientras que el de 13 meses cae del 2,25% al 2% y el de 25 meses su rentabilidad se sitúa en el 2,5% frente al 2,75% de antes.

A pesar de estos cambios, Bankinter sigue comercializando la cuenta nómina al 5%, la cuenta Coinc al 2,25% (aun con los últimos recortes sigue ostentado una de las rentabilidades más jugosas que existen a día de hoy en el mercado) y el depósito nexo al 3,5% a 13 meses. Este último requiere una inversión mínima de 10.000 euros y su rentabilidad está condicionada a la contratación previa o simultánea de un fondo de inversión de capital, el depósito estructurado capital, el bono estructurado capital o el fondo de pensiones. La alternativa a estos productos sería el seguro de vida Tar Protección 100 o una cuenta nómina por importe superior a los 1.000 euros. 

En los próximos meses el mercado asistirá a nuevas rebajas de las rentabilidades por parte del resto de entidades. Esta reacción es una respuesta lógica a las medidas anunciadas por el BCE que tienen como objetivo la reactivación del crédito. No se descarta que en las próximas reuniones del Consejo de Gobierno se aprueben nuevas rebajas del precio del dinero a pesar de las reticencias de Alemania que en la pasada cita frustró la propuesta de países que reclamaban un recorte de los tipos de hasta el 0,5%.

Normas