Florentino Pérez asegura que España afronta un 2013 “muy duro”

ACS prevé que la economía mejore en 2013 y se recupere en 2014

Pérez tacha de “pesimista” los planes de inversión en infraestructuras del Gobierno

El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una foto de archivo.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una foto de archivo.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha señalado hoy que las reformas llevadas a cabo por el Ejecutivo ayudarán a que la economía española mejore a partir de la segunda mitad de este año y se recupere en 2014, cuando se espera un crecimiento del PIB del entorno del 0,7%.

Durante su intervención en la junta general Ordinaria de accionistas, el máximo directivo del grupo ha subrayado que aunque España afronta un 2013 “muy duro” en términos económicos, la mejora de la economía vendrá apoyada por la balanza comercial, la reducción del déficit público, el incremento de la competitividad y la reestructuración del sistema financiero.

En este contexto de reducción del déficit público, Florentino Pérez ha tachado de “pesimista” los planes de inversión en infraestructuras puestos en marcha por el Gobierno para los próximos diez años y que contemplan un desembolso del 0,8% del PIB, muy lejos del 1,74% que se registraba en 2008.

Asimismo, ha reiterado los objetivos del grupo de cerrar el ejercicio con una deuda en el entorno de los 3.000 millones y de lograr un crecimiento rentable en sus actividades, con el fin de mantener una “atractiva” política de dividendos y recuperar el valor en bolsa de la compañía.

Iberdrola
ACS, por otra parte, confía en recuperar la pérdida contabilizada en 2012 por el saneamiento que realizó en su inversión en Iberdrola gracias a los contratos de derivados financieros firmados sobre el 10% del capital de la eléctrica que vencen en julio de 2015.

Florentino Pérez precisó dicha ganancia se cosechará siempre que entonces las acciones de Iberdrola coticen por encima de 3,26 euros por acción. En su intervención ante la junta de accionistas de ACS, su presidente explicó que en 2012 “la volatilidad de los mercados afectó significativamente a Iberdrola, cuya cotización llegó a mostrar a mediados del pasado año una caída superior al 50%, alcanzando un precio por acción en julio pasado de 2,65 euros por título”.

Florentino Pérez detalló que esta situación “hizo aconsejable” que ACS realizara un saneamiento de su participación en Iberdrola, “mediante la reducción de la inversión en la eléctrica y la contabilización de los ajustes de valor en la participación restante”.

“No obstante, entendimos que esta situación era coyuntural y que los precios de la eléctrica estaban muy por debajo de su valor fundamental”, argumentó el presidente del grupo constructor. Por ello, según relató, ACS decidió firmar dicho contrato de derivados sobre un 10% de Iberdrola. “Con él, esperamos recuperar una parte importante de las pérdidas contabilizadas en 2012 (1.926 millones de euros)”, aseguró.

Normas
Entra en El País para participar