La operadora eleva el beneficio un 20,6% y los ingresos bajan un 1,6%
El presidente de Telefónica, César Alierta, durante la Junta General Ordinaria de Accionistas.
El presidente de Telefónica, César Alierta, durante la Junta General Ordinaria de Accionistas. EFE

Cambio histórico en Telefónica: Brasil supera a España en ingresos

La deuda neta se situó al cierre del trimestre en 51.809 millones

Telefónica acaba de anunciar las cuentas del primer trimestre. La operadora registró un beneficio de 902 millones de euros en el primer trimestre, un 20,6% más que en el primer trimestre del pasado año (en 2012, la empresa realizó un ajuste del valor de su participación en Telecom Italia) y en línea con las previsiones del mercado. En términos subyacentes, las ganancias serían de 1.069 millones, un 7,9% menos interanualmente. El beneficio neto básico por acción alcanzó los 0,20 euros, un 22,2% más que en el pasado año.

Los ingresos alcanzaron los 14.141 millones de euros, con un descenso del 1,6% interanual en términos orgánicos. En términos reportados, los ingresos disminuyeron un 8,8% por la variación de los tipos de cambio (-5,5 puntos porcentuales), especialmente la devaluación de Venezuela, y los cambios en el perímetro de consolidación (-1,8 puntos porcentuales). En este último caso, la operadora llevó a cabo en la segunda parte de 2012 una agresiva estrategia de venta de activos, entre los que figuraba su filial de call center Atento, un 23% del capital de su filial alemana, y un 5% de China Unicom.

Los mercados han recibido estos resultados con ciertas dudas. A la apertura, las acciones de Telefónica caen cerca de un 1,6%. Desde enero, no obstante, los títulos de la operadora acumulan una revalorización cercana al 8,6%.

La empresa ha indicado que Telefónica Latinoamérica supuso el 51% de los ingresos consolidados, 2,7 puntos porcentuales más con respecto al primer trimestre de 2012. Los negocios en la región registraron crecimiento del 6,8% interanual orgánico, con un creciente peso de clientes de contrato y “smartphones”. Latinoamérica aporta, además, el 53% del OIBDA orgánico consolidado y el 67% de los clientes. En Europa, los ingresos ascendieron a 6.675 millones de euros, un 10,5% menos que en los tres primeros meses de 2012 en términos orgánicos (-11,7% en reportado).

El trimestre supuso un cambio histórico para la empresa. Brasil se convirtió en el principal mercado de Telefónica por ingresos en el primer trimestre, superando a España por primera vez. Así, el volumen de negocio de la compañía en el país sudamericano subió un 3,0% en términos orgánicos durante el trimestre hasta los 3.263 millones de euros (bajarían un 9,5% por el impacto de la variación de los tipos de cambio) y el margen OIBDA se situó en el 32,3% (+0,3 puntos porcentuales en términos orgánicos interanual) “a pesar de la intensa actividad comercial en clientes de alto valor”.

TELEFÓNICA 7,84 0,40%

Por el contrario, los ingresos por operaciones de Telefónica España alcanzaron los 3.260 millones de euros en el primer trimestre de 2013, un 16,4% que en el mismo periodo del pasado año, impactados por la fuerte caída de los ingresos de venta de terminales móviles (caída interanual del 67,4% hasta 114 millones de euros) como consecuencia de la eliminación de los subsidios para nuevos clientes en marzo de 2012.

Los ingresos del negocio móvil en España registraron un retroceso del 24,7% frente al primer trimestre de 2012, “reflejando fundamentalmente los menores ingresos de venta de terminales mencionados anteriormente”. Los ingresos de servicio móvil descendieron un 13,6% interanual, afectado por los recortes en las tarifas de interconexión. Los ingresos del negocio fijo en España decrecieron un 10,9% interanual, y ralentizaron su ritmo de caída respecto al trimestre anterior (-12,1% en el cuarto trimestre) gracias, según la empresa, al efecto positivo que Movistar Fusión está teniendo en la actividad comercial. La operadora ha defendido la estabilización del negocio en España, señalando que el margen de OIBDA aumentó en 4,3 puntos porcentuales hasta el 47%.

En términos generales, la operadora ha explicado que su deuda neta se sitúo al cierre del trimestre en 51.809 millones de euros, y recoge tanto impactos no recurrentes como la devaluación de Venezuela, el pago de espectro en Reino Unido y la venta de autocartera, como estacionales, como la evolución negativa tradicional del capital circulante en el primer trimestre. El ratio de endeudamiento se situó en 2,44 veces. No obstante, con posterioridad al cierre del primer trimestre, la deuda neta de Telefónica se reduciría en 653 millones de euros hasta situarse en 51.156 millones de euros con un ratio de endeudamiento de 2,41 veces. La teleco mantiene su objetivo de situar la deuda por debajo de 47.000 millones a final de 2013.

La compañía ha destacado la estabilización interanual del beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (OIBDA) por segundo trimestre consecutivo. El OIBDA alcanzó los 4.567 millones de euros, un 0,1% menos en términos orgánicos. El margen de OIBDA consolidado creció 0,5 puntos porcentuales en términos orgánicos frente a los tres primeros meses de 2012, “manteniendo la tendencia de mejora interanual por segundo trimestre consecutivo”.

El flujo de caja operativo (OIBDA-CapEx) aumentó un 9,6% interanual orgánico, y “mantiene la senda de aumento interanual iniciada el trimestre anterior”. El Capex alcanzó los 1.941 millones de euros, incluyendo 695 millones de euros de adquisición de espectro. Estas partidas están destinadas prioritariamente a áreas de crecimiento (redes 3G, 4G y fibra) que suponen el 82% de la inversión.

Telefónica ha recordado que, desde principios de año, ha ejecutado operaciones de financiación por un importe total de alrededor de 7.000 millones de euros,”lo que permite alcanzar un perfil de vencimientos de deuda cubiertos hasta más allá de 2014”.

Normas