"Hace un año estábamos al borde de la quiebra"

Rajoy asegura que España ahorrará 1.000 millones con la caída de la prima de riesgo

El Ejecutivo defiende que la recuperación del empleo pasa por la reducción del déficit público

Rajoy abre la puerta a "cualquier sugerencia" del PSOE, aunque califica de "disparate" la política socialista

 

"Hemos dejado atrás el peor". El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido esta mañana que los resultados de la política económica del Ejecutivo que, en su opinión, ha permitido alejar definitivamente el fantasma de la intervención. "Hace un año estábamos al borde de la quiebra y ahora ya nadie me pregunta si vamos a pedir el rescate", señaló Rajoy durante su intervención para informar al Congreso del Plan Nacional de Reformas y del Programa de Estabilidad. 

Rajoy insistió en que la relajación de los objetivos de déficit permitidos por Bruselas no implicará un cambio de política. La reducción de los números rojos de la Administración continuará siendo una prioridad ya que Moncloa entiende que sanear las cuentas públicas es una condición indispensable para recuperar el empleo. Además, Rajoy recordó que esa política ha permitido rebajar la prima de riesgo, que actualmente se mueve por debajo de los 300 puntos básicos, la mitad que hace un año. Según Rajoy, el descenso del coste de financiación supondrá un ahorro de unos 1.000 millones de euros este año.

El presidente del Gobierno reconoció que la revisión de las previsiones macroeconómicas muestra un panorama preocupante. El PIB caerá un 1,3% este año y la tasa de paro se mantendrá por encima del 25% durante toda la legislatura. Rajoy señaló que las estimaciones son "deliberadamente prudentes" para no generar falsas expectativas ni desconfianza. "Las previsiones puede que no se cumplan. Seré el primer interesado en que no se cumplan", apuntó desde el atril.

Si bien cada vez más voces reclaman un pacto de Estado entre PP y PSOE, las distancias entre los dos grandes partidos son abismales. "Estoy abierto a sugerencias", dijo Rajoy mirando a la bancada socialista. Aunque también tildó de "disparate" las políticas que reclaman el PSOE y que apuestan por elevar el gasto público.

A pesar de que el objetivo de déficit para este año ha pasado del 4,5% al 6,3%, lo que equivale a 18.900 millones menos de ajustes, Rajoy apuntó que el Programa de Estabilidad recoge nuevos recortes por importe de 3.000 millones. Esa cifra se logrará con acuerdos de no disponibilidad del gasto para todos los ministerios, con la subida de impuestos especiales y la creación de nuevas tasas medioambientales.

Normas
Entra en El País para participar