El presidente del PP vasco, ya ligado a la entidad, estaba de excedencia

Basagoiti abandona la política para incorporarse a Santander México

Basagoiti se instalará en México en los próximos meses.

Su padre fundo el Banco Central Hispano.

El presidente del Partido Popular del País Vasco, Antonio Basagoiti.
El presidente del Partido Popular del País Vasco, Antonio Basagoiti. EFE

Esta mañana se hacía público que el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, abandonará en próximas fechas su responsabilidad al frente de los populares vascos y se desvinculará de la política “por cuestiones personales”.

Su destino, “muy lejos de España”, según avanzaban colaboradores suyos citados por Europa Press, será México y su nuevo puesto, bancario. Basagoiti, miembro de una familia muy ligada al sector financiero, fichará por la filial azteca de Banco Santander.

Fuentes cercanas a la misma aseveraron que Basagoiti ya estaba ligado a Santander, donde se tomó “una excedencia para dedicarse a la política”, que culmina ahora con su reincorporación a la firma que preside Emilio Botín. Desde la propia entidad, sin embargo, no aclaran que cargo asumiría el político.

Basagoiti, en todo caso, seguiría así el legado familiar. El presidente del PP vasco es hijo Antonio Basagoiti García-Tuñón, fundador del Banco Hispano Americano -luego integrado en el grupo Santander- y presidente de Banesto desde 2010 hasta la absorción de la entidad.

De esta forma, el líder de los populares vascos abandonará la política después de 18 años de actividad en el partido. En principio, ejerció de concejal y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Bilbao --época en la que los populares mejoraron notablemente sus resultados en el Consistorio--, y en 2008 accedió a la Presidencia del partido en Euskadi.

Tras perder el PP vasco tres escaños en el Parlamento vasco --pasó de tener de 13 a 10-- en las pasadas elecciones autonómicas del 20 de octubre de 2012, en un escenario de plenos recortes del Gobierno Rajoy que pasaron 'factura' a los populares en Euskadi, Antonio Basagoiti reconoció que los resultados no eran “buenos” y aseguró que actuaría “en consecuencia”.

Basagoiti asumió “la responsabilidad” de los resultados porque él “no se aferra a cargos” ni echa “la culpa a terceros”, y manifestó que continuaría en la Presidencia mientras tuviera fuerzas y sus compañeros así lo quisieran.

En mayo de 2012, Antonio Basagoiti fue reelegido para la Presidencia de los populares vascos con un 93 por ciento de los votos, más que los que obtuvo la anterior ocasión. Por ello, el dirigente popular se sentía “legitimado” para estar al frente del partido, aunque por su cabeza ya pasaba la idea de dejar el cargo y abandonar la política.

Los rumores se han ido acentuando en los últimos meses y la realidad de su marcha queda confirmada. También desde hace unas semanas se ha estado hablando de posibles aspirantes al cargo, como el presidente del PP guipuzcoano, Borja Sémper, la portavoz del PP en el Parlamento vasco, Arantza Quiroga, el secretario general de los populares vascos, Iñaki Oyarzábal, o el presidente del PP de Vizcaya, Antón Damborenea, entre otros, recoge Europa Press.

Normas
Entra en El País para participar