Breakingviews

El éxtasis keniano de Vodafone

Kenia ha liderado el camino hacia la banca móvil con un servicio de pago basado en SMS llamado M-Pesa. El mismo sistema se lanzó en la India oriental el mes pasado. El impulso del gobierno para dar a todos los indios el derecho de acceso a la banca parece bueno, pero las regulaciones financieras y la feroz competencia puede implicar que M-Pesa se enfrente en la India a mayores obstáculos que su modelo keniano.

El elevado número de usuarios de teléfonos móviles en Kenia, unido a una infraestructura bancaria inadecuada, ha creado una fuerte demanda de este servicio y M-Pesa domina el mercado desde su lanzamiento en 2007. Permite a los usuarios de teléfonos móviles –con o sin una cuenta bancaria– depositar, retirar y transferir dinero entre sí mediante mensajes de texto. En su primer año de vida alcanzó los dos millones de usuarios, hoy tiene 14,6 millones –el 64% de la población adulta keniana. Ahora está evolucionando para ofrecer ahorros y préstamos.

En apariencia, la India parece estar preparada para repetir el éxito. El país tiene 862 millones de usuarios de teléfonos móviles y una infraestructura bancaria inaccesible para 700 millones de personas. Vodafone está presente en 1,5 millones de puntos de venta, que superan las 100.277 sucursales bancarias del país.

Pero a diferencia de lo que sucede en Kenia, M-Pesa está regulada en la India por el banco central. Esto significa que Vodafone no será capaz de importar el modelo keniano de evita a los bancos con transferencias de móvil a móvil. En su lugar, Vodafone y su socio local ICICI Bank tendrán que filtrar a los clientes antes de permitirles retirar efectivo y participan en el comercio móvil.

El competitivo sector de las telecomunicaciones móviles en India es otra barrera. Vodafone es la segunda mayor red con un 17% del mercado, frente al 70% que copa su división keniana. A pesar de su indudable éxito en el país africano, M-Pesa tendrá problemas para exportar su modelo a la India.

Normas