Biotecnología

Sanidad financiará el primer fármaco de terapia celular

Desde este mes, la sanidad pública ofrecerá el reembolso del primer y único fármaco de terapia celular aprobado en Europa, el ChondroCelect.

Es de la compañía hispanobelga Tigenix, nacida de una fusión con una de las empresas de la exministra Cristina Garmendia.

Eduardo Bravo, consejero delegado de Tigenix, en planta de Tres Cantos.
Eduardo Bravo, consejero delegado de Tigenix, en planta de Tres Cantos.

Hasta hace poco, los tratamientos con células madre parecían pura ciencia ficción. Pero muy poco a poco comienzan a introducirse estos fármacos para beneficio del paciente. Y es más, el Ministerio de Sanidad ha decidido correr con el gasto de la primera terapia.

ChondroCelect, de la empresa hispanobelga Tigenix, es el único tratamiento de terapia celular aprobado por la Agencia Europea del Medicamento. Se usa para la regeneración del cartílogo de la rodilla. Lo utilizan cirujanos ortopédicos en centros privados, pero a partir de este mes de mayo, alrededor de 20 hospitales públicos comenzarán a administrarlo gratuitamente. España se convierte así en el tercer país, tras Bélgica y Holanda, en aprobar su financiación pública.

“El reembolso de ChondroCelet en España es un mensaje importante de que estamos dispuestos a financiar y reconocer la innovación. Para nosotros es importante que España, que es uno de los mercados grandes de Europa, haya dado este paso”, explica Eduardo Bravo, consejero delegado de Tigenix.

El acuerdo entre la empresa y el ministerio se ha firmado mediante un novedoso sistema de riesgo compartido. “Estamos tan seguros de la eficacia de ChondroCelect que si un paciente falla durante el primer año de la implantación devolvemos el dinero. Si falla al segundo año devolvemos la mitad y si falla en el tercer año el 25%. Eso demuestra la seguridad en el producto, porque hasta ahora no hemos tenido ningún fallo”, asegura Bravo.

Desde este mes, los hospitales con acreditación y profesionales preparados, podrán pedir el reembolso. Se estima que llegará a más de 200 pacientes al año a un precio de casi 20.000 euros por tratamiento.

La terapia celular, que se considera un fármaco, se basa como materia prima en las células madre obtenida de grasa humana. En el caso de ChondroCeletc los médicos inyectan los condrocitos en el cartílago para la regeneración de la articulación. En la actualidad es una lesión, deportiva o por accidente de tráfico, discapacitante al cabo de los años. En Europa, 850 pacientes, de entre 18 y 50 años, ya han recibido este tratamiento. El pasado año, este producto tuvo unas ventas superiores a cuatro millones de euros y la empresa espera que la facturación alcance entre 30 y 60 millones anuales, dependiendo de los países que aprueben el reembolso del importe.

Tigenix se fusionó en 2011 con la empresa española Cellerix, una filial del grupo Genetrix, fundado por Cristina Garmendia, exministra socialista de Ciencia. Genetrix controla apenas un 5% del capital social, junto a la firma de capital riesgo española Ysios, con otro 5%. Entre los accionistas se encuentran las farmacéuticas Roche y Novartis. Está cotizada en la Bolsa de Bruselas y cuenta con sedes en Lovaina (Bélgica), Holanda y Tres Cantos (Madrid), donde se encuentra el equipo de I+D. Actualmente cuenta con dos productos de terapia celular en ensayos clínicos, uno para artritis reumatoide y otro para fístulas perianales complejas.

Normas