Muy confidencial

Sin derecho a una aclaración

La semana que ahora termina ha estado marcada por el envío que realizó el Gobierno a Bruselas del Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad. Aunque ya se sabía extraoficialmente que la Comisión Europea iba a conceder dos años más a España para reducir su déficit, lo cierto es que según dijo el Ejecutivo ambos documentos constituyen la hoja de ruta de su política económica para lo que resta de legislatura.

Y, sin embargo, no se realizó ni una sola rueda de prensa una vez remitidos los documentos completos. Solo se produjo la comparecencia tras el Consejo de Ministros del día 26 y un briefing posterior donde no compareció ningún ministro. ¿Una muestra más de austeridad (innecesaria)? Las dudas, que haberlas las hubo, no fueron aclaradas.

Normas