Estadística inmobiliaria de los registradores

Los rusos las prefieren grandes, nuevas y en Alicante

Las compras de viviendas por parte de extranjeros representan ya el 8,12% del mercado, igual que antes de la crisis

Las casas a estrenar y de más de 100 metros cuadrados son las preferidas por los demandantes con mayor poder adquisitivo

Varios turistas en la playa de las Canteras, en las Islas Canarias. EFEArchivo
Varios turistas en la playa de las Canteras, en las Islas Canarias. EFE/Archivo EFE

Si algo bueno ha deparado la crisis al mercado inmobiliario es que la rebaja de precios es ya tan notoria que hablar de chollo y comprar casa en la misma frase no es ciencia ficción. Esto explica que todas las estadísticas publicadas hasta ahora ratifiquen que han aumentado notablemente los extranjeros que vuelven a elegir España como destino de su residencia de vacaciones.

Los números recopilados por los registradores de la propiedad avalan esta tesis. En 2012, el 8,12% de todas las compraventas de casas fue realizado por extranjeros, con fines turísticos mayoritariamente. Este porcentaje contrasta con el 6,04% de 2011 y, sobre todo, con el exiguo 4,24% de 2009, el peor año de la serie histórica que elabora el Colegio de Registradores de la Propiedad. Así, ese volumen de transacciones efectuadas por ciudadanos foráneos el año pasado supone volver a niveles de 2007.

¿Qué tipo de vivienda adquieren los extranjeros? ¿Varía mucho según la nacionalidad? Las estadísticas en detalle ofrecen algunas pistas.

Los británicos continúan siendo los mayores compradores de casa en España, ya que representan el 16,63% de todas las operaciones, aunque su tendencia es claramente descendente si se compara con el 23,4% de 2010. El segundo y el tercer lugar de la clasificación son los más disputados. A continuación de los británicos se sitúan los franceses, con el 9,96% de las operaciones, casi empatados con los rusos, que en muy poco tiempo se han alzado a la tercera posición, con el 9,62%, desbancando a los otrora todopoderosos alemanes y, lo más importante: subiendo.

100 metros cuadrados o más

Las cifras también revelan los gustos o preferencias de los compradores. Así, mientras en términos agregados pesa más la vivienda usada que la nueva, hay algunas nacionalidades que destacan por decantarse mayoritariamente por casas a estrenar. Se trata de los ciudadanos de los países con mayor poder adquisitivo. Entre ellos están los holandeses (con el 58,61% de las compras de casas nuevas), los rusos (56,82%), suecos (54,69%), belgas (52,96%), noruegos (52,83%) y británicos (52,1%).

En cuanto a la superficie media, también se nota cómo los compradores con más presupuesto optan por comprar casas más grandes, aquellas de más de 100 metros cuadrados. En esa categoría se engloban de nuevo los rusos (con casi el 40% de las operaciones), los holandeses (49,59%), noruegos (43,46%), suizos (43,04%), británicos (38,24%), daneses y alemanes, con algo más del 36%.

Y una vez que ya se conoce cómo son las casas preferidas de los extranjeros que eligen España, falta por saber dónde se ubican esas viviendas. En la clasificación por comunidades autónomas destaca como primer destino Baleares, donde una de cada cuatro casas que se vende en la actualidad es a un extranjero (el 24,95%), seguida de Canarias (22,11%), la Comunidad Valenciana (18,01%), Murcia (11,24%), Cataluña (9,34%) y Andalucía (8,86%). Y por provincias sobresale Alicante, con un 33,39%, seguida de Tenerife, con el 27,19% y Gerona (25,35%).

Con toda esta información disponible, los registradores concluyen que “nunca España ha mostrado una tendencia tan clara a convertirse en destino residencial turístico de ciudadanos extranjeros con vivienda en propiedad”. Y aunque la industria hotelera no oculta su preocupación por este fenómeno, lo cierto es que el hecho de que siga aumentando la entrada de turistas con casa en propiedad también ofrece inmejorables oportunidades económicas y sociales, según animan los expertos.

La banca se mantiene al acecho

Ante la creciente demanda de vivienda por parte de ciudadanos e inversores rusos, la banca de este país se está planteando entrar en este negocio con el fin de captar clientes interesados en el mercado inmobiliario español, tal y como explicó esta semana el presidente de la Asociación de Bancos Rusos, Garegin Tosunyan.

En el marco de un encuentro en Barcelona sobre la cooperación ruso-española, tampoco descartó que algún banco ruso opte por comprar sucursales de entidades españolas porque ya lo han hecho en otros países europeos. Añadió que España no sería una excepción, ya que los precios actuales son asequibles, aunque una decisión de ese tipo “depende de cada banco”.

Desde hace varios años, España asiste con una mezcla de perplejidad y esperanza al auge de Rusia como mercado emisor de turistas y ahora como uno de los más importantes a los que exportar el ingente stock de viviendas ociosas heredado del último boom inmobiliario. Son muchas las iniciativas puestas en marcha para atraer a visitantes de dicho país por su elevado poder adquisitivo y su potencial inversor. Además, el embajador ruso para España y Andorra, Yuri Korchagin, confió en que la Casa de Rusia en Barcelona ayude a promocionar las regiones rusas más allá de Moscú y San Petersburgo, que ofrecen a las empresas españolas “posibilidades enormes”. Unas 110 empresas españolas tienen sucursal en Rusia. De ellas, algunas como Roca, Inditex, Talgo, Repsol o Técnicas Reunidas, con trayectorias de éxitos.

Más claves del mercado

Nacionalidades: de 19 países distintos son los compradores de vivienda que tienen un peso relevante. Oscila del 0,8% de los argentinos al 16,6% de los británicos.

Chinos: son, junto a los rusos, los extranjeros que más crecen entre los compradores foráneos. Muchos se decantan por urbes como Madrid.

Visados: la nueva regulación de los visados de entrada a España y los permisos de residencia prevén impulsar aún más la venta de inmuebles.

Normas
Entra en El País para participar