Asegura su presidente en España

GM España lucha por nuevas inversiones y espera que se sepan "no a largo plazo"

Esas inversiones son algo que “está ahí”, son un “potencial”, asegura su presidente

Imagen de la planta de General Motors en Figueruelas
Imagen de la planta de General Motors en Figueruelas

El director general de GM España, Antonio Cobo, ha afirmado hoy que la planta lucha por conseguir inversiones dentro del paquete de 4.000 millones de euros anunciado por la matriz estadounidense para las factorías europeas hasta 2016 y confía en que la decisión se conozca no a largo plazo.

El director general de GM España, Antonio Cobo, ha afirmado hoy que la planta lucha por conseguir inversiones dentro del paquete de 4.000 millones de euros anunciado por la matriz estadounidense para las factorías europeas hasta 2016 y confía en que la decisión se conozca no a largo plazo.

Cobo ha apuntado que esas inversiones son algo que “está ahí”, que son un “potencial”, ha insistido en que la pretensión es que parte de ellas se destinen a la planta de GM España y ha confiado en que la factoría sea considerada después de alcanzar un acuerdo sobre el convenio colectivo.

“Qué mejor situación para ser considerada”, ha aseverado Cobo, quien ha insistido en que la planta ha hecho lo que tenía que hacer, llegar a ese acuerdo sobre el convenio colectivo, que se ha presentado a la dirección europea y a Estados Unidos, y “entendemos -ha agregado- que nos considerarán”.

Ha señalado que desconoce cuándo se sabrán las inversiones porque depende del grupo de decisión estratégica de General Motors, aunque ha indicado que se conocerán “no a largo plazo”.

“Estamos luchando por ello” y aunque no sabe qué nuevos modelos pueden producirse en GM España, ha insistido en que la planta ha hecho lo que tenía que hacer -alcanzar un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo antes del 8 de abril, antes de que se hicieran públicas esas inversiones-.

“Eso está hecho y está hecho muy bien”, de una manera en la que no están contenta ni la representación de los trabajadores, porque “quizás muchos piensan que han dado más de lo que tenían que dar” como demuestra, ha dicho, el porcentaje de trabajadores que no apoyó el acuerdo (el 33,44 %), ni GM porque “las expectativas que se tenían eran más”.

Además, ha subrayado que si no hubieran llegado a un acuerdo antes del anuncio de esas inversiones la situación hoy “sería muy diferente”.

Por otra parte, se ha referido a la reunión que el próximo 10 de mayo mantendrán los principales representantes de la industria de la automoción en España con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en coincidencia con el Salón del Automóvil de Barcelona, que servirá para transmitir el compromiso de la industria de apostar por España.

En ese sentido, ha remarcado que la apuesta “es a dos partes” y los fabricantes necesitan un entorno del Gobierno que les permita acudir a sus matrices a defender la competitividad de las factorías en España.

Ha apuntado que la mayor competencia en el sector es interna porque hay un exceso de capacidad en Europa “y nosotros -ha dicho- pretendemos estar por delante de los demás”.

Teniendo ese entorno, ha concluido, los grupos podrán hacer inversiones en España y generar empleo, como ya han anunciado algunos fabricantes.

Cobo ha hecho estas declaraciones tras la firma de un convenio de colaboración con el consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Francisco Bono, por el que la compañía se incorpora a un programa para facilitar la internacionalización de empresas aragonesas vinculadas al automóvil.

Normas