La Comunidad de Madrid aprueba las condiciones de la privatización de seis hospitales

Seis hospitales públicos madrileños cambiarán de gestión en septiembre

El Gobierno de la Comunidad de Madrid aprueba los pliegos del concurso

Cobrará un canon de 28 millones por el alquiler de los centros hospitalarios

Cada compañía no podrá gestionar más de tres de los seis hospitales

El PSOE advierte de que "expropiará" los centros privatizados

Trabajadores de la sanidad pública madrileña en un 'baile protesta', el pasado mes de noviembre.
Trabajadores de la sanidad pública madrileña en un 'baile protesta', el pasado mes de noviembre.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy los pliegos para sacar a concurso la gestión de seis hospitales públicos -Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, Tajo, Sureste y Henares-. Los principales grupos privados sanitarios que operan en España han mostrado su interés por el proceso, entre ellos Capio (ahora llamado IDC); Ribera Salud o Sanitas.

De acuerdo a la nota de prensa enviada por la Comunidad de Madrid –en la que se habla de "externalización" y nunca de "privatización"– una vez aprobados los pliegos y publicados, las empresas tendrán de plazo un mes para presentar las ofertas. Las compañías contarán con un plazo de dos meses para "ponerse al frente" de los seis centros estimándose que en septiembre "las adjudicatarias se hagan cargo de la gestión de estos hospitales". 

La Comunidad ha establecido que una misma concesionaria sólo podrá gestionar como máximo tres hospitales y sus centros de especialidades asociados, con una vigencia de diez años. Para
ello, los hospitales se dividirán en cinco grupos, uno por cada hospital excepto el del Tajo que por su menor tamaño concurrirá junto al Infanta Cristina: Hospital Infanta Cristina y el Hospital del Tajo; Hospital Infanta Leonor; Hospital Infanta Sofía; Hospital del Henares y Hospital de Sureste. Cada compañía podrá "presentar oferta a uno, a varios o a la totalidad de los cinco grupos de hospitales, expresando el orden de sus preferencias, aunque sólo podrán salir adjudicatarias como máximo en dos de ellos. En la práctica esto significa que un mismo grupo podrá gestionar como máximo tres hospitales sólo en el caso de que ganara el concurso del lote en el que va unido el hospital Infanta Cristina y el del Tajo, y alguno de los otros cuatro restantes", explica el comunicado.

El modelo de gestión propuesto por el gobierno de la Comunidad de Madrid está basado en el aplicado por el grupo Ribera Salud en el hospital valenciano de Alzira. “El modelo Alzira”, advierte José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid y Jefe del Departamento de Salud Internacional de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, “sólo sirve con Administraciones amigas. El PSOE no será una Administración amiga si llega a gobernar en Madrid”.

El objetivo que persigue la Comunidad de Madrid, asegura en su comunicado, "es que los hospitales sigan contando con los mismos profesionales, se garantice la calidad asistencial a los ciudadanos, la libre elección y sigan siendo públicos y gratuitos".

En una conversación telefónica mantenida con este periódico, Freire subraya que el PSOE ya ha advertido, y así lo saben las compañías privadas, que en caso de llegar a gobernar en Madrid “se expropiarán los hospitales privatizados”. En el Gobierno del PP hablan de “externalizar” servicios en lugar de “privatizar”, dice Freire: “Es un eufemismo; realmente se está hablando de privatizar la atención sanitaria”. "Hay una ley de expropiación de interés público de los años cincuenta del pasado siglo", señala Freire. "Quien se meta en este negocio debe saber que se arriesga a que le expulsen de el mismo", añade.

“En Andalucía, gobernada por el PSOE, ya hay hospitales públicos con gestión privada”, afirma un ejecutivo de uno de los principales grupos sanitarios privados españoles, “y nadie ha dicho nada”. El portavoz de Sanidad del grupo socialista en Madrid asegura que es “falso” y que el modelo Alzira “sólo funciona en Madrid y Valencia”.

 El proceso anunciado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha puesto en pie de guerra a buena parte del personal público empleado en la Sanidad madrileña. Los profesionales de los hospitales han llevado a cabo en los últimos meses huelgas, protestas y concentraciones que han puesto a prueba la determinación de Ignacio González sobre el asunto. CC OO y UGT han convocado ya a los profesionales de la sanidad pública a secundar el próximo día 7 una nueva jornada de huelga.


Canon por alquiler 

Los pliegos del concurso de los hospitales madrileños, según la nota de prensa enviada por la Comunidad de Madrid, señalan que las sociedades concesionarias abonarán un canon "cercano a 28 millones de euros al año a la Comunidad de Madrid por el arrendamiento y uso de las infraestructuras puestas a su disposición, incluyendo los centros de especialidades".

La Comunidad de Madrid asegura que se mantendrán los puestos de trabajo: "Las concesionarias que gestionarán los seis hospitales tendrán que asumir todo el personal sanitario que presta sus servicios para estos hospitales (alrededor de 5.200)" , dice el comunicado, que también precisa que el personal laboral de las empresas públicas "podrá integrarse en la concesionaria manteniendo las condiciones retributivas y laborales actuales. Para el personal interino y eventual, que así lo desee, se establece la obligación de que sean contratados por la sociedad concesionaria".

Normas
Entra en El País para participar