El Barça también mermará sus ingresos

¿Cuánto dinero pierden Real Madrid y Barcelona por no llegar a la final de la Champions?

Real Madrid y Baça se han embolsado ya unos 25 millones este año

 Los jugadores del Real Madrid Iker Casillas y Sergio Ramos, al término del partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Borussia Dortmund.
Los jugadores del Real Madrid Iker Casillas y Sergio Ramos, al término del partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Borussia Dortmund. EFE

Los periódicos de toda España (deportivos y no tanto) llevaban días con una palabra en sus portadas: remontada. La frustrada del Real Madrid frente al Borussia de Dortmund y la que (difícilmente) intentará el F. C: Barcelona. Para los aficionados de ambos equipos era cuestión de ilusión y de orgullo. Para los directivos, igual. Pero también de dinero. De mucho dinero. 

Porque ganar la Liga de Campeones no solo supone una gran dosis de prestigio a nivel internacional. Los cuatro semifinalistas lo saben, ya que todos han ganado al menos una vez el torneo. La recompensa económica no es menos destacable. El último campeón, el Chelsea, recaudó 60 millones de euros, el premio más grande que ha repartido el torneo a un solo equipo, gracias a los 30 millones que ingresó solo por la cuota televisiva que le correspondió por pertenecer al país que más derechos paga por retransmitir el torneo.

Hasta llegar a semifinales, Barcelona y Madrid han ganado unos 25 millones gracias a la cuota fija de 8,6 que todos los equipos tienen asegurada, más los resultados de la fase de grupos y las bonificaciones por pasar de ronda. Si los dos hubieran logrado superar a sus rivales alemanes y alcanzan la final, tendrían asegurados otros 6,5 millones que se embolsaría el subcampeón, 10,5 en el caso del vencedor final. Sumada la cuota televisiva, de entre 15 y 20 millones, un campeón español podría ingresar más de 50 millones de euros.

El Málaga, eliminado en cuartos de final, tiene asegurados 20,5 millones por su rendimiento deportivo en el torneo, más la cuota televisiva que irá de los 10 a los 15 millones. De los más de 700 millones de euros que el organizador del torneo, la UEFA, recauda por derechos televisivos y comerciales, 530 son repartidos entre sus equipos, un 75%. Una cantidad que queda lejos de los 150 que reciben los clubes que participan en el segundo torneo continental. El último campeón, el Atlético de Madrid, recibió apenas 10 millones.

Éxito empresarial

Imagen del trofeo de la UEFA Champions League
Imagen del trofeo de la UEFA Champions League Reuters

El actual formato del torneo, que sustituye desde 1992 a la extinta Copa de Europa, supone la principal fuente de ingresos de la UEFA, quien bajo la amenaza de los grandes clubes europeos de formar un campeonato paralelo, ideó una competición que ha culminado en un modelo incontestable de estrategia empresarial.

La facturación del torneo ha crecido de forma exponencial. Tal y como refleja un reciente estudio de la escuela de negocios IESE, los 45 millones de euros que generó en 1992 se han incrementado hasta los más de mil millones de las últimas ediciones. Todo ello gracias a la centralización de los ingresos por derechos de televisión, licencias comerciales y contratos de patrocinio.

El beneficio a corto es grande. Pero fuentes de IE Business School aseguran que los beneficios intangibles a medio y largo plazo serán mucho mayores, aunque más difíciles de cuantificar. Una victoria (sobre todo si es en la final), permitirían ganar prestigio y revalorizarse de cara a patrocinadores y anunciantes, sobre todo si existen renovaciones de contrato a la vista.

La resurrección del equipo del pueblo

El Borussia Dortmund ha protagonizado una de las resurrecciones más espectaculares del fútbol europeo. En 2005, el club rozó la bancarrota tras perder 55 millones registrados a raíz de una agresiva política de compraventa de jugadores. Hizo falta la unión de la ciudadanía de Dortmund, de la administración local y del banco Morgan Stanley, que le proporcionó un crédito de 79 millones para desanudar la soga del cuello del club por excelencia de la cuenca del Ruhr. Ocho años después, con una profunda una limpieza de por medio, el club llega a las semifinales tras haber ganado dos veces seguidas la Bundesliga y la Copa.

El club ha aprendido de sus errores y su política de fichajes es más que prudente, siempre a la búsqueda de jugadores jóvenes con proyección: ha registrado un gasto neto en fichajes de 16 millones en las últimas siete temporadas.

El año pasado, sus ingresos crecieron un destacadísimo 42% durante la campaña, hasta 315 millones (189 millones si se excluyen las ventas de jugadores, entre las que se encuentra la de Sahin al propio Real Madrid). hace dos temporadas, el equipo apenas ocupaba la 16 posicioón en la tabla europea por ingresos

El pase hubiera a los clubes españoles, por otro lado, incrementar el ya de por sí alto valor histórico, lo cual no sólo sirve de apoyo al valor económico e incrementa la proyección internacional, sino que podrá sujetar a la entidad cuando los resultados deportivos no sean los ideales. El director del la unidad del IESE Center for Sport Business Management, Sandalio Gómez, añadió al listado en una entrevista con Cinco Días el fortalecimiento de la imagen de marca del equipo, que incrementa así su caché para partidos amistosos y que ve cómo se allana el camino para poder contratar a los mejores jugadores. "Estas contrataciones producen un círculo virtuoso que vuelve a impulsar la imagen de marca".

Normas
Entra en El País para participar