Califica de "injusta" la postura de Cataluña

Monago critica que un déficit a la carta penaliza a las regiones cumplidoras

El 'Informe Monago' teme que Hacienda eleve al 1,5% el objetivo para Cataluña y reduzca al 0,94% el de Extremadura

Propone un criterio para establecer un "déficit" a la carta sin perjudicar a las regiones más saneadas

El presidente del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago.
El presidente del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago. EFE

El Gobierno de Extremadura presentó ayer un documento con el inequívoco título Informe Monago: Sí a la igualdad, no al déficit a la carta. En quince páginas, el Ejecutivo de José Antonio Monago señala que la idea de establecer un objetivo de déficit individual, medida propuesta por la Generalitat catalana, penalizará a las comunidades como Extremadura que cumplieron en 2012 en beneficio de aquellas que registraron un déficit por encima del umbral impuesto por Hacienda.

“España no está para comer a la carta, sino que aquí todos tenemos que comer el mismo menú”, clamó ayer Monago. La nueva senda de consolidación fiscal aprobada por el Gobierno estableció ampliar del 0,7% al 1,2% el objetivo de déficit. Extremadura teme que el Gobierno imponga un límite del 1,5% para las comunidades que incumplieron en 2012 (Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia) y del 0,94% para el resto. Para Monago, este escenario resultaría totalmente injusto. “Cataluña sería la que obtendría un mayor margen adicional de déficit de 1.606,7 millones, con los que sumaría un total anual de 3.012,7 millones”, señala el documento extremeño. Bajo esta hipótesis, la Generalitat podría elevar su presupuesto de gasto en un 5,9% frente al 1% en el caso de Extremadura.

El informe de Monago supone un intento de presionar a Hacienda, que se muestra favorable a establecer objetivos de déficit individualizados. Así lo trasladó en la primera reunión de trabajo que se celebró la semana pasada. Si bien Extremadura se opone a esa posibilidad, señala que, en caso de fijarse umbrales asimétricos, se opte por un criterio “equitativo”. En este sentido, propone que los objetivos de déficit se establezcan de tal forma que sirvan para financiar “la misma parte del presupuesto de cada comunidad autónoma”. Bajo esta metodología, el objetivo de déficit extremeño se situaría en el 2,32% frente al 1,20% de media, el 1,16% de Cataluña o el 0,72% de Madrid. Aunque Monago matizó que se aplicaría un criterio corrector para que el objetivo de ninguna comunidad fuera más exigente que el 1,2%.

 

Madrid exige una nueva financiación ya

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, insistió ayer en que el objetivo de déficit fijado por el Gobierno en el 1,2% del PIB para el conjunto de las autonomías “tiene que ser igual para todas”, defendió. González señaló que si el Estado quiere conceder mayor margen a alguna comunidad en concreto, ceda parte de su “propio” déficit. En cualquier caso, fuentes de Hacienda de la Comunidad de Madrid dan casi por perdida esa batalla y lamentan que los criterios políticos para apaciguar la senda soberanista del Gobierno catalán de Artur Mas se hayan impuesto a los razonamientos económicos.

En cualquier caso, Madrid se ha propuesto como principal objetivo reformar de forma inmediata el actual modelo de financiación, que perjudica especialmente a las arcas madrileñas.

Normas