"No es adecuado pedir a otros que resuelvan nuestros problemas"

Guindos y Schäuble acuerdan que empresas alemanas ayuden a pymes españolas

El nuevo programa se pondrá en marcha el próximo mes

Berlín rechaza elevar el gasto público para tirar de la economía europea

El ministro español de Economía, Luis de Guindos (d), charla con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, antes de una reunión de los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) en Luxemburgo. EFEArchivo
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (d), charla con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, antes de una reunión de los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) en Luxemburgo. EFE/Archivo EFE

En mitad de las críticas que acusan a Alemania de castigar a los países del sur de Europa por su defensa inquebrantable de las políticas de austeridad y por su negativa a relajar los tipos de interés, el Gobierno de Mariano Rajoy y Angela Merkel pondrán en marcha un programa para facilitar que los inversores alemanes ayuden y aporten capital a pymes españolas. Así lo acordaron los ministros de Economía y Finanzas de ambos países durante el marco de las jornadas organizadas por la Fundación Konrad Adenauer en Loja (Granada).

“Lo que se va a impulsar es esponsorizar, crear un patrocinio para que haya inversores privados que inviertan en el capital de estas pequeñas y medianas empresas que son competitivas y tienen capacidad para crear empleo”, señaló De Guindos, durante la rueda de prensa conjunta con Schäuble. Ambos mandatarios no quisieron entrar en detalle y solo comentaron las líneas generales de un programa que, en cualquier caso, quieren que se ponga en marcha “en un plazo muy breve”. La idea es que a finales de mayo esté listo.

La idea de esponsorización parece descartar cualquier posibilidad de que se establezca algún tipo de incentivo fiscal para que la inversión exterior se canalice a través de empresas españolas.

“Sabemos todos perfectamente que en estos momentos hay un problema laboral en España y que a pesar de ello hay una enormidad de empresas competitivas y que tenemos que abrir y buscar fórmulas de inversión para que aumente su capitalización”, señaló De Guindos. En este sentido, el ministro de Economía señaló que muchas compañías no pueden acceder al crédito o logran préstamos a un alto coste financiero porque no están bien capitalizadas.

Schäuble incidió en la necesidad de acelerar la puesta en marcha del programa y señaló que “todos los demás [miembros de la UE] están invitados a participar en este nuevo proyecto para que los beneficios puedan llegar a todas las partes de Europa”. Alemania se muestra dispuesta a crear un escenario para facilitar la inversión transfronteriza, pero rechaza la idea de aplicar estímulos desde la Administración como le reclaman los países del Sur de Europa, que entienden que el país germano tiene margen fiscal para elevar el gasto público y tirar la economía comunitaria.

Los últimos datos muestran que Alemania registró un superávit en sus cuentas públicas de 4.090 millones de euros en 2012, el 0,2% de su PIB. La situación de las finanzas germanas contrasta con los elevados números rojos que presentan el resto de países de la UE y especialmente los llamados periféricos como España. De hecho, Alemania es el único Estado de la UEque no cerró el año pasado con déficit. Berlín, al igual que el Gobierno de Mariano Rajoy, sostiene que el saneamiento de las cuentas públicas es una condición necesaria para asentar la recuperación económica.

Guiño a las políticas de Rajoy

Schäuble avaló la política que está llevando a cabo el Ejecutivo español y aseguró que las reformas emprendidas ya están dando frutos. “Tengo un gran respeto y una gran confianza en el camino emprendido por España”, señaló el ministro de Finanzas alemán.

Acerca del elevado paro en España, que ya supera los seis millones, Schäuble sostuvo que “los problemas profundos no se pueden resolver rápido”, aunque reclamó medidas que palien el desempleo juvenil, que supera el 50%.

A pesar de echar un capotazo al ejecutivo de Mariano Rajoy, el ministro de Finanzas rehusó valorar individualmente las medidas adoptadas el pasado viernes por el Gobierno español, que, a su entender, no necesita que le den recomendaciones y con el que mantiene un intercambio constante de información a través de las instituciones europeas. “Es muy importante que todos confiemos en aquello que acordamos llevar a cabo en Europa, aunque los efectos tarden tiempo en verse”, defendió.

 

Lette reclama a Merkel medidas de crecimiento

La canciller alemana, Angela Merkel, recibirá hoy por la tarde en Berlín y con honores militares al nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, para tratar sobre asuntos europeos. El mandatario italiano ya ha avanzado que reclamará a Bruselas y Berlín que se instauren políticas de crecimiento. “Las premisas macroeconómicas son las del euro y el Banco Central Europeo. Solo con el saneamiento [de las cuentas públicas] Italia muere. Las políticas para el crecimiento no pueden esperar. No hay más tiempo. Muchas familias y ciudadanos están sumidos en la desesperación”, señaló el primer ministro italiano.

Una de las primeras medidas económicas de Letta será suspender el pago del impuesto sobre la vivienda habitual, un tributo polémico que había reintroducido su antecesor en el cargo, Mario Monti.

Normas