“Luchar por los derechos laborales y sociales es defender el futuro”

Miles de catalanes protestan contra los recortes y políticas de austeridad

Un conjunto de mujeres del sector sanitario.
Un conjunto de mujeres del sector sanitario. EFE

Miles de catalanes han recorrido hoy las calles del centro de Barcelona para protestar contra los recortes y las políticas de austeridad que aplica el Gobierno de la Generalitat, con una pancarta principal cuyo lema era “Luchar por los derechos laborales y sociales es defender el futuro”.

Unas 80.000 personas, según los organizadores, y 5.000, según la Guardia Urbana, se han manifestado en un ambiente festivo, a pesar de la adversa climatología, con un frío inusual para estas fechas y momentos en los que la lluvia ha arreciado, especialmente, frente al parque de la Ciutadella, donde se ha leído el manifiesto de la marcha.

La manifestación estaba convocada por plataformas de diferentes sectores, desde la enseñanza, la sanidad o la función pública a los principales sindicatos, en contra de las políticas actuales de recortes y para “rechazar los presupuestos antisociales que se están anunciando y el chantaje que nos están haciendo”, según han leído en el manifiesto los líderes vecinales Jordi Giró y Lluís Rabell.

También han mantenido que otro “camino es posible” y pasa, según ellos, por “plantar cara a Madrid y a los dictados de la troika. Pero igualmente a los poderes financieros, los 'lobbies' y los grandes rentistas. Es una alternativa que pasa por la auditoría y la reestructuración de la deuda, por la instauración de una tributación progresiva, por la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción”.

Aunque la principal pancarta de la manifestación, portada por representantes anónimos de las diferentes plataformas, recogía el lema de “Luchar por los derechos laborales y sociales es defender el futuro. Hagámosle frente”, la protesta la abría un grupo de mujeres de diferentes sectores, principalmente del sanitario, con la pancarta “Frenemos estos presupuestos antisociales, juntas podemos”.

A lo largo de la marcha, con muchas personas del sector sanitario vestidas con batas blancas, aunque era más visible el núcleo amarillo del sector educativo, se han coreado consignas como “No es una crisis, es un atraco”, “Recortar en sanidad es asesinar”, “Estos presupuestos hay que pararlos” o “En la educación, basta de recortes”.

La portavoz del sindicato USTEC-STEs, Rosa Cañadell, ha recordado que la marcha era la culminación de una semana de lucha en el sector de la enseñanza para pedir que “no puede haber más recortes”. “Se trata de parar esta situación”, ha dicho, para no hipotecar “el futuro de nuestros niños”.

La profesora de educación especial Isabel Suñer se pronunciaba en el mismo sentido y aseveraba que es el momento de decir “basta”, mientras que una de las madres de la “marea amarilla” incidía en que ahora se trata de “intentar modificar la realidad”.

En otro punto de la marcha, un colectivo de funcionarios de justicia portaba una pancarta con la inscripción “Recortar en justicia es nocivo. Basta de corrupción”.

Las enfermeras del sindicato SATSE mantenían, por su parte, que el sector de la salud “ya se ha recortado de una forma brutal y no podrá subsistir si se sigue reduciendo la inversión en sanidad”.

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha declarado que deben acabar estas políticas de recortes, así como la reforma laboral vigente, y ha considerado que “es el momento en el que el Govern de la Generalitat debe demostrar que está al lado de los ciudadanos y no defendiendo a los poderes fácticos, porque esta política es un suicidio”.

El secretario general de CC OO en Cataluña, Joan Carles Gallego, ha señalado que la actual situación del paro en Cataluña y en el resto de España demuestra lo “absurdo e inútil” de la reforma laboral, pactada entre PP y CiU, y ha pedido un cambio en esta normativa y que “se acaben -ha añadido- la políticas de los recortes, porque está demostrado que generan paro, desigualdades y pobreza”.

Además, Gallego ha abogado por que los nuevos presupuestos de la Generalitat, que todavía no ha presentado, “estén al servicio de la ciudadanía y que no sean antisociales”.

Normas