Gana 335 millones frente a los 48 de 2012

Los saneamientos y la integración de Banco de Valencia llevan a Caixabank a multiplicar por siete el beneficio

El volumen de negocio aumenta el 3% por la incoporación de Banco de Valencia

Sede de Caixabank en Barcelona.
Sede de Caixabank en Barcelona.

CaixaBank ha logrado un beneficio neto de 335 millones de euros en el primer trimestre de este año. Lo más destacado del periodo, a juzgar por la comunicación de la entidad, ha sido la conclusión la integración tecnológica de Banca Cívica y la contable de Banco de Valencia. Este resultado es siete veces superior al obtenido en el mismo período de 2012, cuando ganó 48 millones, aunque ambos ejercicios no son comparables, ya que el pasado año la entidad dotó íntegramente los 2.436 millones de euros que le exigía el Gobierno para sanear su activo inmobiliario.

En este trimestre, CaixaBank ha destinado 1.951 millones a dotaciones por deterioro de activos -902 para cumplir íntegramente con la reforma financiera-, mientras que ha realizado saneamientos por valor de 1.507 millones por ajustes de valor razonable de Banco de Valencia.

Caixabank se apoyó en el negocio de banca minorista y en la evolución de las participadas para alcanzar un margen bruto de 1.696 millones de euros, lo que conlleva un alza del 1,4% respecto el mismo periodo del año anterior y un 6,2% respecto al trimestre anterior.

El banco ha destacado "el crecimiento del negocio con mayor operativa" y la "intensa gestión" (en palabras textuales de la entidad)  de la rentabilidad de productos y servicios parsa explicar su buen comportamiento. Además, CaixaBank ha continuado con la intensa y exigente gestión de los costes. En el primer trimestre de 2013, con perímetro homogéneo , los gastos se reducen un 5,4%. Adicionalmente, se han registrado costes extraordinarios por 759 millones, enmarcados dentro del plan de optimización de la estructura del grupo.

Normas
Entra en El País para participar