Mantiene su objetivo de obtener 800 millones de beneficio este año

BFA-Bankia gana 213 millones de euros tras el saneamiento de 2012

El beneficio solo de Bankia es de 72 millones de euros en el primer trimestre del año

La tasa de morosidad del grupo se sitúa en el 13,1%

Los gastos registraron un recorte del 14,6%

José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia

El grupo que preside José Ignacio Goirigolzarri vuelve a sumar ganancias tras el saneamiento realizado a finales del pasado año. En el primer trimestre obtuvo un beneficio atribuido de 177 millones de euros y neto de 213 millones. Este resultado está en línea con sus previsiones. El objetivo para el año es ganar 800 millones. El grupo destaca la generación de 598 millones en capital, con lo que alcanza un ratio del 9,97% de Core Tier I o capital principal, clave para devolver las ayudas de 22.000 millones.

E n línea con lo previsto en su plan de reestructuración a tres años –2013 a 2015– el grupo BFA-Bankia cerró el primer trimestre con un beneficio atribuido de 177 millones de euros. La entidad considera que la vuelta a las ganancias supone el “primer paso” para que el Estado recupere las ayudas. Estos son, de hecho, los primeros resultados positivos que obtiene el grupo tras el fuerte saneamiento realizado a finales del pasado año y que supuso la inyección de ayudas públicas de 22.000 millones tras asumir unas pérdidas históricas de 21.238 millones.

El director general de presidencia de Bankia, José Sevilla, explicó ayer que con estos resultados el grupo “vuelve a la normalidad”. El grupo mantiene, además, su objetivo de ganar este año 800 millones de euros. “De momento, el primer trimestre ya ha empezado a ritmo para alcanzar ese objetivo”, aseguró el número dos de Bankia. El directivo reiteró, además, que pese a que las cuentas están sometidas a la tensión del proceso de arbitraje de las preferentes y deuda subordinada por 6.500 millones de euros, el grupo cuenta con un colchón suficiente para no tocar esos 800 millones.

El proceso de canje de híbridos generará una plusvalía de 1.800 a 1.900 millones, que se destinará a costear el proceso de arbitraje, que cubrirán en su totalidad la devolución del dinero de los híbridos reconocidos por el arbitraje, razón pro la que no afectará al beneficio previsto. Además, el coste será asumido por BFA (la matriz del grupo y que tiene en su cartera los híbridos) y no por Bankia (la firma que cotiza), “que queda blindada” de esta operación, explicó Sevilla.

Bankia tiene unos 300.000 clientes afectados por participaciones preferentes y deuda subordinada, de los que más del 50% tiene una inversión menor de 10.000 euros y por lo tanto recuperará su inversión, ya que esta es una de las principales condiciones que fija el arbitraje. De momento, unos 5.000 clientes han solicitado el proceso de arbitraje que se inició el jueves y finalizará a finales de junio.

Solo Bankia registró un beneficio de 72 millones de euros hasta marzo. Estos resultados se ven afectados por el coste de 89 millones por el préstamo subordinado de 4.500 millones otorgado por BFA a Bankia en septiembre, y que será cancelado tras la ampliación de capital de 15.500 millones que realizará el grupo a finales de mayo (el canje de preferentes por acciones de Bankia se hará entre el 21 y 24 de mayo). Sin este efecto su beneficio sería de 190 millones

Una de las lacras de Bankia sigue siendo su morosidad, que se sitúa en el 13,08% (tras traspasar activos a Sareb), pese a que en el trimestre redujo sus impagados en 255 millones. Sevilla cree que la tasa de mora se mantendrá en estos porcentajes este año. Los créditos en mora ascienden a 19.564 millones, de los que 6.300 millones son de hipotecas.

Bankia vendió el pasado año 14.000 viviendas, cantidad que espera repetir este año. De ellas, algo más de 11.000 se encuentran en Sareb, mientras que unos 3.000 pisos de los que piensa vender este ejercicio están en su balance o corresponden a promotores con los que trabaja.

El número dos de Bankia aseguró que la entidad está logrando “normalizar” sus resultados. José Sevilla aclaró que el pasado ejercicio fue el año de la reestructuración, mientras que el presente ejericio es “de la vuelta a la normalidad”. Matizó, no obstante, que aún existen tensiones en los mercados y que el entorno “todavía no es normal”.

El créditos cae el 2,3%. aunque mantiene su cuota

Una de las partidas que han ayudado en el trimestre a ganar 213 millones han sido los dividendos recibidos por 101 millones de Iberdrola y Mapfre. El recorte de gastos en un 15% también han impulsado sus resultados. En cuanto al negocio, Bankia prevé no perder más clientes –tiene 7 millones–. En los últimos dos trimestres se mantiene el número. En referencia al crédito, Sevilla reconoció que está cayendo, si bien el grupo no está perdiendo cuota de mercado de manera significativa, lo que ha sorprendido a la cúpula de Bankia. En tres meses han concedido 2.200 millones de euros, aunque la cartera total de crédito a clients le ha caído un 2,3% desde diciembre, al contabilizar 131.118 millones.

El ejecutivo cree que a finales de año comenzará a mejorar el entorno macroeconómico “y eso ayudará a empujar la demanda de crédito”. De hecho, y según ha declarado en varias ocasiones el Gobierno, una de las principales funciones de la banca pública será la de ayudar a que se financien pymes y familias. El grupo mantiene una cuota de mercado sobre el sector en el negocio bancario del 10%, aunque tras el cierre de 1.100 oficinas que debe abordar perderá 1,5 puntos porcentuales. El grupo espera que la alianza de la banca pública no genere “cambios sustanciales” en la entidad.

Normas