Privatización en el segundo semestre

Lazard, N+1, Rothschild y Citi quieren dirigir la venta de Aena

Seis bufetes pugnan por el contrato de asistencia jurídica

Los contratos son por 18 meses e incluyen el diseño del proceso y la negociación

Resta por hacer público el valor de la empresa y el porcentaje a colocar

Controladores de Aena en la torre de control del aeropuerto madrileño de Barajas.
Controladores de Aena en la torre de control del aeropuerto madrileño de Barajas.

Tres bancos de negocios y seis despachos de abogados han entrado en competencia para llevarse el diseño y gestión de la entrada de capital privado en Aena, donde el Ministerio de Fomento está dispuesto a colocar hasta un 49% del capital. El gestor público de aeropuertos ha puesto en juego un primer contrato por un máximo de 600.000 euros para la asesoría financiera, y un segundo proceso en el que adjudicará la asesoría jurídica por no más de 400.000.

Tras el intento fallido del anterior Gobierno de captar socios privados para Aena y dar en concesión los dos mayores aeropuertos de la red, Barajas y el Prat, la nueva tentativa del Ejecutivo de hacer caja con Aena ha despertado el interés de menos bancos de negocios que en 2011. En concreto, pugnan por el apoyo en materia financiera Lazard, que presenta oferta junto a Nmas1 (ambas fueron elegidas en enero para la refinanciación de deuda de Aena), Rothschild y Citigroup Global Markets.

Durante los últimos coletazos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Aena eligió a The Royal Bank of Scotland en un concurso que enfrentó a esta entidad con BNP, Credit Agricole, HSBC, Credit Suisse, Citigroup, Société Generale, BBVA y Goldman Sachs.

De forma paralela, Aena busca consejero jurídico para configurar el nuevo modelo de empresa. Un trabajo que el Gobierno socialista confío a Cuatrecasas y por el que han ofertado ahora el mismo bufete Cuatrecasas, Uría Menéndez, Garrigues, Pérez-Llorca, Deloitte y Landwell-PwC.

Los contratos se extienden durante 18 meses, aunque serán los propios tiempos de la operación los que determinarán su duración. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha señalado en alguna de sus últimas intervenciones que la privatización se llevará a cabo en la segunda parte de 2013. Antes de abrirse al capital privado, Aena, cuya deuda asciende a 14.000 millones, está llevando a cabo un proceso de reestructuración de plantilla y racionalización de gastos.

Un porcentaje en venta aún por definir

El banco de negocios que resulte elegido por Aena Aeropuertos para colocar en el mercado una importante parte del capital se ocupará, entre distintas labores, de la redacción de pliegos de condiciones, presentación a los inversores y supervisión de las negociaciones hasta el cierre de la venta de las participaciones. Incluso se encargará de elaborar un informe final para el Ministerio de Fomento.

Sobre la mesa está la firme decisión de vender, pero aún no se ha hecho público ni qué parte ni por cuánto.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha insistido en distintas ocasiones en que el Gobierno tendrá más del 50% del capital de la sociedad, lo que deja prácticamente fuera del proceso a operadores industriales interesados en gestionar la compañía partiendo de una posición de control.

Normas