La facturación disminuye un 40% desde el 2007

Las ventas de joyerías y relojerías acumulan cinco años de pérdidas

Los más afectados son los vendedores de comercios independientes

En 2012, el 20% del número total de puntos de venta especializados se encontraban integrados en cadenas.
En 2012, el 20% del número total de puntos de venta especializados se encontraban integrados en cadenas. EFE

Desde el 2007 el sector de la joyería y relojería ha ido cuesta abajo en un 40% de su valor hasta situarse en los 1.490 millones de euros en 2012. La facturación de las ventas minoristas acumulan ya cinco años de caídas consecutivas, tan sólo durante un año (2011-2012), las ganancias disminuyeron en 7,5%, reveló un análisis de sectores de DBK.

Los más afectados son los vendedores de comercios independientes que registran un descenso del 15,6%, situándose en 547 millones en el último año de facturación. Una situación poco más favorable la viven las cadenas especializadas al caer sus ventas en solo 0,3%, hasta los 655 millones. En 2012, el 20% del número total de puntos de venta especializados se encontraban integrados en cadenas, frente al 80% de establecimientos independientes.

De este modo, se aprecia una creciente penetración de las cadenas especializadas en detrimento de los comercios independientes, de manera que el peso específico de las cadenas en el mercado total alcanzó el 44% en 2012, mientras que los comercios independientes redujeron su penetración hasta el 37%. Por su parte, las grandes superficies incrementaron ligeramente su cuota de mercado hasta situarse en 2012 en el 14%, si bien con un descenso del valor de sus ventas del 5%, indica el estudio de DBK.

A pesar de las pérdidas, lo que más venden los establecimientos minoristas son joyería y bisutería, que reunieron un 49% del total de la facturación en 2012; seguido por el 44% en relojes y el 7% restante a otros productos, principalmente artículos de platería y complementos. En contraste, se estima que el último año operaban en el sector unos 10.000 puntos de venta especializados, los cuales generaban un volumen de empleo de unos 20.000 trabajadores.

Las previsiones para los siguientes años son poco favorables para el sector. El análisis de DBK detalla que la evolución del mercado minorista de joyería y relojería apuntan a un nuevo descenso en 2013, aunque más moderado que en 2012.

Normas